Hola chicas!!! Yo soy adicta a los tacones, y lo del dolor de pies yo creo ke no se puede evitar, si estas mucho tiempo en tacones, te acabaran doliendo los pies, pero podemos aliviar la situación, venden unas punteras en las tiendas de ropa interior, ke son como de medias pero con la suela de esponja, entonces al echar el peso en la parte delantera del zapato, cae sobre la esponja y no sobre la parte dura del tacon, y otro truco, es antes de estrenarlos meterlos en una bolsa de plástico con un nudo y al congelador durante una noche, asi pierden un poco la rigidez de los zapatos nuevos pero no se estropean, BESOS
Qué descanso, ¿verdad? No solo eso: no te haces ni la menor idea del bien que conseguirás para la salud de tus pies, tus piernas, tu espalda e incluso tu bolsillo. Por si aún no te has decidido del todo a descender unos centímetros, toma nota de los beneficios reales que disfrutarás al quitarte los elevados zapatos. Vamos, que ni Cenicienta regresaría a por el maldito tacón extraviado, por muy macizo que estuviese el príncipe. 

Recuerda que dar un descanso a tus pies es muy importante, así que cuando sea posible, siéntate. Sin embargo, no te quites los tacones, ya que tus pies pueden hincharse y volvérselos a poner será misión imposible (o tortura posible). Y no te preocupes, no estás sola. Las celebrities también se quitan los tacones siempre que pueden, como Tiffany Haddish y Maya Rudolph durante la gala de los premios Oscar 2018. 


1. Prepárate y prepara los zapatos. Si ya tienes tus tacones de fiesta listos úsalos en casa por unas horas o minutos días antes de la fiesta para acostumbrarte a ellos y para poder identificar si hay algo que te molesta, por ejemplo te irrita el talón, se deslizan, tu pie se desliza en ellos etc. Si identificas algún problema especifico puedes tratar de corregirlo.
¿Qué me pongo esta noche para salir? Puede ser que todavía no hayas elegido el outfit perfecto, pero hay una cosa que tienes muy clara: los zapatos que llevarás no serán planos. Si no te imaginas estrenar aquel vestido nuevo de lo más fashion sin unos stilettos, no te preocupes. Con nuestros trucos podrás llevarlos y aguantar en ellos toda la noche (sin morir en el intento).
Lo mejor para practicar es usarlos en casa, dando pasos firmes y seguros, y hacer algunas tareas cotidianas, y algo que me di cuenta analizando mi paso con tacones altos es que hay que tomar un ritmo (en una caminata larga, en la calle) y no cambiarlo demasiado, también lo último que queremos es que nuestro peso esté mayormente en los talones, que es lo que se cansa más pronto, o sea intenten que la pisada dure más sobre la punta del pie que sobre el talón, y tambien pueden caminar descalzas en puntas de pie en casa… también prueben usar tacos chinos, hay algunos igual de altos y delgados, sólo que tienen mas superficie para distribuir peso y por lo tanto se equilibran mucho más fácil (eso para las que comienzan)
Cuida la amortiguación . Si vas a pasar mucho tiempo usando taco alto, sea caminando o estando de pie, considera usar almohadillas metatarsianas de silicona o de gel, las cuales están hechas especialmente para el pie. Así amortiguarás la presión en la punta del pie, evitando dolor. También puedes colocar plantillas para amortiguar presión en la planta del pie o elegir modelos plataforma.
Por allí hay un conocido dicho popular que dice “para ser bella, hay que ver estrellas” y por esta razón muchas mujeres los utilizan sin importar el dolor que les cause. El problema es que este tipo de zapato puede generar a largo plazo problemas de cadera y de espalda, pero eso se puede evitar. Hoy te enseñaremos un sencillo truco que eliminará el problema del dolor en los pies sin mucho esfuerzo.
"Los tacones deben ser muy altos para poner la belleza de la mujer en un pedestal", decía Vivienne Westwood. Con una declaración así, ¿cómo nos vamos a resistir? Los zapatos con tacón de aguja son el compañero más fiel de los looks de fiesta. Estilizan, nos elevan el culete como si en los últimos meses nos hubiéramos matado en el gimnasio haciendo sentadillas y nos suben la moral. Nos sentimos más atractivas con ellos a pesar de que sabemos que nuestra relación está más abocada al fracaso que la de 'Romeo y Julieta'.
×