5. Asegúrate de que son de tu talla. Porque a veces no lo son, porque nos hemos enamorado de ellos y estaba agotado nuestro número, porque del uso han cedido y nos sobra un poco, o porque a la hora de la verdad resulta que el pie se resbala. Y todo esto al final se traduce en una forma de caminar menos natural y en que las probabilidades de acabar con un dolor de pies importante aumentan significativamente. En estos casos, busca un buen especialista en calzado que ayude a que la relación entre tus sandalias favoritas y tú perdure en el tiempo. 
Para decir lo obvio aquí, pero cuanto más se asciende, el dolor! Los expertos dicen que los talones de una pulgada o dos están muy bien, pero cada vez que van a obtener el dolor en el territorio. Tacones de cuatro pulgadas van a ejercer presión sobre las puntas de los pies y, potencialmente, apretar los dedos de los pies, así que evite el uso de tacones muy altos, si se quiere evitar el dolor!

¿A qué mujer no le sientan bien unos bonitos tacones altos? Los zapatos con tacón siempre serán una buena opción para las mujeres que quieran estilizar su figura. Pero para andar en tacones (más gruesos o más finos) hay que saber hacerlo… porque si no sabes ni aprendes, cuando te pongas unos tacones se puede convertir en uno de los peores infiernos.
Para decir lo obvio aquí, pero cuanto más se asciende, el dolor! Los expertos dicen que los talones de una pulgada o dos están muy bien, pero cada vez que van a obtener el dolor en el territorio. Tacones de cuatro pulgadas van a ejercer presión sobre las puntas de los pies y, potencialmente, apretar los dedos de los pies, así que evite el uso de tacones muy altos, si se quiere evitar el dolor!
Un problema muy común de los zapatos de tacón recién estrenados es que la suela está tan nueva y pulida que resbala. A la altura del tacón tenemos que añadir los malabares para sujetar bien el pie y evitar caernos. Aquí van dos trucos que se utilizan en los desfiles de moda: Con cuidado, ralla la suela con un cuchillo o rocíala con laca (o las dos cosas). Se acabaron los resbalones, es hora de aguantar los tacones hasta llegar a casa.
Recuerda que dar un descanso a tus pies es muy importante, así que cuando sea posible, siéntate. Sin embargo, no te quites los tacones, ya que tus pies pueden hincharse y volvérselos a poner será misión imposible (o tortura posible). Y no te preocupes, no estás sola. Las celebrities también se quitan los tacones siempre que pueden, como Tiffany Haddish y Maya Rudolph durante la gala de los premios Oscar 2018. 
×