Recuerda que dar un descanso a tus pies es muy importante, así que cuando sea posible, siéntate. Sin embargo, no te quites los tacones, ya que tus pies pueden hincharse y volvérselos a poner será misión imposible (o tortura posible). Y no te preocupes, no estás sola. Las celebrities también se quitan los tacones siempre que pueden, como Tiffany Haddish y Maya Rudolph durante la gala de los premios Oscar 2018. 
Cuando te mires unos zapatos de tacón comprueba que se mantienen de pie por sí solos… Parece una tontería, pero hay taconazos que cuando los dejas solos en el suelo y les das un ligero toque en la zona del talón tiemblan y se tambalean, o incluso se caen. O sea que, aunque la dependienta te mire raro, antes de probártelos, déjalos en el suelo y dales un pequeño toque con el dedo para comprobar su estabilidad. Si no tiemblan, la horma es buena.
Ojo, porque usar tacones no solo te deja las pantorrillas como las de las Barriguitas, también acorta los tendones de Aquiles. El problema de la reinserción a la vida en plano es que, cuando vuelves a poner el pie en un ángulo de 90 grados, la tensión en los tendones aumenta bastante y, al menos al principio, duelen un poco. Más aún en las personas que sufren de fascitis plantar –una inflamación del tejido que conecta el talón con los dedos de los pies–, que pueden ver las estrellas días después de abandonar las plataformas. 

Usted puede odiar la idea de dañar deliberadamente sus nuevos zapatos hermosos, pero si tiene un desliz y tuerce el tobillo en ellos, entonces va a doler. Antes de salir, raspar el fondo de los nuevos zapatos de ellos raspando por una acera o tomar un poco de papel de lija para las plantas. Esto ayudará a que deje de resbalar en superficies lisas o pulidas.
A veces cometemos el error de comprar el zapato un poquito más grande pensando que evitaremos rozaduras, pero nada más lejos de la realidad. Lo único que conseguirás será que el pie resbale hacia delante, con lo que el peso recaerá sobre los dedos, irás incómoda y no habrás evitado el riesgo de rozaduras. Compra siempre tu talla para poder ir cómoda y evitar problemas.
5. Si los zapatos son muy estrechos los puedes mandar a ensanchar o este un truco raro: pon una bolsa llena de agua dentro de ellos y ponlos en el congelador. Cuando el agua se congela se expande y esto ayuda a que los zapatos se hagan un poquito más anchos. Otro truco es rellenarlos con calcetines y dejarlos así toda la noche para que se alarguen.
He encontrado otro vídeo que también está muy bien para aprender a caminar con tacones gracias al canal de Youtube de What the Chic  donde podrás encontrar muchos consejos sobre belleza y moda. En el vídeo que te muestro a continuación podrás aprender a caminar con tacones ya que la protagonista del vídeo te explica cómo hacerlo y además te enseña algunos consejos prácticos para que lo hagas en tu hogar desde hoy mismo. ¡No pierdas detalle!
Para decir lo obvio aquí, pero cuanto más se asciende, el dolor! Los expertos dicen que los talones de una pulgada o dos están muy bien, pero cada vez que van a obtener el dolor en el territorio. Tacones de cuatro pulgadas van a ejercer presión sobre las puntas de los pies y, potencialmente, apretar los dedos de los pies, así que evite el uso de tacones muy altos, si se quiere evitar el dolor!
No necesitas ser fan del programa Next Top Model para saber que Tyra Banks sabe cómo caminar con tacos. Algunas de las reglas que usa son: recuerda que no estás en ropa deportiva y que tu postura es esencial para agregarle fluidez a tu caminar. La forma correcta requiere que tengas la columna y la cabeza rectas, como si pendieras de una cuerda. Al caminar usa tus caderas para desplazar y elevar tus piernas hacia el centro con cada paso que das.

¿A quién no le gusta pisar la arena o algún césped o algún suelo blando? Cuando pisamos sobre suelo blando, vamos mucho más cómodas. El problema es que las plantillas quedan visibles en los tacones o sandalias. Pero tenemos alternativa: Plantillas de silicona. En cualquier tienda encontrarás este tipo de plantillas de almohadillas.  Así evitamos que el pie vaya hacia adelante y quede fijo además de pisar algo más mullido. ¿Qué te parece este consejo para aguantar los tacones ?


La finalidad para la cual DAFITI recolecta, almacena, usa, depura, analiza, trata, circula, transmite o transfiere directa o indirectamente datos personales del Titular, tales como pero sin limitarse a: nombre, apellidos, edad, sexo, estado civil, correo electrónico, número de identificación, dirección de correspondencia, fecha de nacimiento y profesión, es para:
A pesar de que puede sonar extraño, es una de las mejores soluciones para evitar las rozaduras. Consiste en meter dos bolsas llenas de agua dentro de tus tacones para, posteriormente, introducirlos en el congelador. Una vez allí, los dejaremos hasta que el agua se convierta en hielo, enfriando así el interior del zapato. De esta manera, suavizaremos su piel, con lo que los roces serán menores o inexistentes.
11. Rectificación, actualización y supresión de Datos Personales: De acuerdo a lo establecido en el punto 10 anterior, DAFITI rectificará, actualizará o suprimirá a solicitud del Titular, cualquier tipo de información, según el procedimiento y los términos señalados en el artículo anterior. Tratándose de rectificación y/o actualización, las correcciones propuestas deberán estar debidamente fundamentadas.
Si no has nacido con el superpoder de caminar con tacones con la misma naturalidad que si llevaras unas zapatillas (tranquila, es casi tan difícil como el de la teletransportación), la ayuda extra de una pulsera atada al tobillo o un abotinado que te sujete el empeine será de agradecer. Lo malo de este tipo de zapatos es que acorta visualmente la pierna y no estilizan tanto como los que muestran el empeine. Si tus piernas son cortas o anchas, solo te los recomendaríamos para llevarlos con pantalones, jamás con faldas o vestidos.
Holaaa! tengo 17 años y la verdad es que me cuesta andar un poco con tacones… no siempre ando con tacones pero suelo usar tacon numero 7 .. la verdad esq se me hace muy facil caminar y todo peroo lo que fastidia todo es que al cabo d un gran rato no m cansa ni nda pero me duele la planta del pie especialmente la parte d adelante o sino los dedos! y si sigo caminando me siguen doliendo horrible!!!!! tambienm duele el talon pero no mucho

PARÁGRAFO: Será obligación de DAFITI y en particular del área de marketing llevar registro y tener soporte de todas las autorizaciones emitidas por el Titular o en su defecto del envío de la comunicación a que hace referencia el literal c) del presente artículo. Todos los soportes deberán estar disponibles en todo momento mientras se lleve a cabo el Tratamiento de Datos Personales y cinco (5) años más. Para el almacenamiento DAFITI podrá emplear medios informáticos, electrónicos o cualquier otra tecnología.


Son muy bonitas y quedan muy bien con todo, pero hay algunas que tienen unas tiras que nos matan cada vez que nos las ponemos. Como sabemos que harías cualquier cosa antes que dejar de utilizar tus cuñas, te mostramos una idea para que no te vuelvan a doler y no te destroces el pie. Compra unas almohadillas y pégalas en el interior de las bandas, acolcharán tus pies y ya no irán haciéndote rozadura con cada paso que des.

Uno de los tantos problemas con los tacones son los apretados zapatos, para evitarlo podemos poner unas bolsas con agua dentro de tu calzado y llevarlo al refrigerador, déjalos que se congelen, posteriormente al retirarlas verás como el hielo expandió tus zapatos. Ahora si podrás usarlos sin que te queden apretados, recuerda que puedes repetir esta técnica si necesitas ancharlos un poco más.


Al día siguiente, sí, al día siguiente estaba tan envalentonada y decidí pasar el día con esos tacones. Esta iba a ser la prueba de fuego. Todavía no había llegado el frío entonces fue una experiencia de lo más placentera. Hice todos los trámites del día caminando. Siempre los hago caminando, pero ni en un millón de años se me hubiese ocurrido hacerlos subida a mis taconcitos.
×