Los tacones altos son adecuados en muchas situaciones formales y le dan estilo a tu atuendo. Sin embargo, pueden resultar incómodos o causar dolor si no son de la talla correcta, son demasiado altos o te lastiman los pies. Existen muchas formas de elegir un par de tacones altos y evitar el dolor mientras los usas. En este artículo, aprenderás cómo hacerlo.

No hay duda que usar taco alto le da a la mujer un toque extra de sensualidad. En tu guardarropa, entre tus accesorios de moda habituales, tiene que haber al menos un representante de este tipo de zapatos. Independientemente de la contextura o habilidades físicas que tengas, todas tenemos que practicar para usarlos con soltura, naturalidad y seguridad.

Los zapatos de tacón alto que vemos en esta temporada de primavera verano se caracterizan por tener el tacón delgado y llevar plataforma en la punta haciendo alusión a los pumps con la diferencia en que esta vez la punta no viene del todo redondeada si no que cambia para darle una forma más triangular. También encontramos el estilo de sandalia con tiras cruzadas de tacón alto que está muy de moda en donde la última tira llevando esta hebilla o no, rodea el talón como si fuera esta una pulsera.
¿A quién no le gusta pisar la arena o algún césped o algún suelo blando? Cuando pisamos sobre suelo blando, vamos mucho más cómodas. El problema es que las plantillas quedan visibles en los tacones o sandalias. Pero tenemos alternativa: Plantillas de silicona. En cualquier tienda encontrarás este tipo de plantillas de almohadillas.  Así evitamos que el pie vaya hacia adelante y quede fijo además de pisar algo más mullido. ¿Qué te parece este consejo para aguantar los tacones ?
Ojo, porque usar tacones no solo te deja las pantorrillas como las de las Barriguitas, también acorta los tendones de Aquiles. El problema de la reinserción a la vida en plano es que, cuando vuelves a poner el pie en un ángulo de 90 grados, la tensión en los tendones aumenta bastante y, al menos al principio, duelen un poco. Más aún en las personas que sufren de fascitis plantar –una inflamación del tejido que conecta el talón con los dedos de los pies–, que pueden ver las estrellas días después de abandonar las plataformas. 
Todas queremos tener estas sandalias icónicas de Stuart Weitzman, pero ¿cómo vamos a caminar en ellas sin morir en el intento? Recuerda que la postura es muy importante, así que endereza tu espalda y encuadra tus hombros. Así, los músculos del abdomen se tensarán y llevarán el estómago hacia adentro. Si tienes problemas a la hora de mantener la postura, en casa intenta caminar con un libro sobre la cabeza sin que se te caiga. La espalda recta y la mirada al frente, ¿fácil, verdad?
“Para evitar o reducir las lesiones, lo más aconsejable sería usar los tacones sólo de manera ocasional y reducir en la medida de lo posible la altura del tacón, ya que cuanto más alto sea, más afectadas se verán la distribución de cargas sobre el pie y la biomecánica del pie y la pierna”, explica la doctora Montse Martínez, vicepresidenta del Colegio de Podólogos de Galicia. Ella también afirma que algunas lesiones podrían prevenirse con “ejercicios que potencien la musculatura de los gemelos y de la zona lumbar para contrarrestar el efecto de los tacones sobre la postura”. Esta experta recomienda “caminar de puntillas o hacer secuencias de flexión y extensión de tobillo”, pero otras disciplinas que ayuden a fortalecer la espalda y las piernas (como el CrossHIIT) también ayudarán. 

2. Elige calzado con correas o cordones: los zapatos sin pasadores pueden ser más fáciles de poner y quitar, pero cuando se trata de comodidad y prevención de lesiones, no son la mejor opción. Por eso, los expertos recomiendan que los zapatos estén firmemente sujetos a los pies. "Desafortunadamente, las ballerinas se ven muy bien, pero te causarán todo tipo de problemas", dijo el podólogo Hiren Patel. "Sin embargo, si eliges usarlas, asegúrate de que tengan correas para mantener el pie en su lugar y que tengan una suela más gruesa".
Este truco seguramente gustara mucho a la comunidad femenina,  especialmente aquellas que no quieren usar tacones altos porque les causa dolor en los pies.  Con el mismo se puede reducir el dolor y entumecimiento en los dedos, y evitar el caminar doloroso con un simple truco. Los tacones altos sin duda se convertirán en tu mejor amigo después de saber esto.
¿A qué mujer no le sientan bien unos bonitos tacones altos? Los zapatos con tacón siempre serán una buena opción para las mujeres que quieran estilizar su figura. Pero para andar en tacones (más gruesos o más finos) hay que saber hacerlo… porque si no sabes ni aprendes, cuando te pongas unos tacones se puede convertir en uno de los peores infiernos.

Son muy bonitas y quedan muy bien con todo, pero hay algunas que tienen unas tiras que nos matan cada vez que nos las ponemos. Como sabemos que harías cualquier cosa antes que dejar de utilizar tus cuñas, te mostramos una idea para que no te vuelvan a doler y no te destroces el pie. Compra unas almohadillas y pégalas en el interior de las bandas, acolcharán tus pies y ya no irán haciéndote rozadura con cada paso que des.
Claro, cuando vas entaconada te ves las piernas largas y estilizadas. "Vaya tipazo tengo", te dices. Pero, ¡sorpresa!, la realidad es que tus extremidades inferiores crecen cuando te bajas de las alturas. Así lo asegura un estudio publicado en 'The Journal of Applied Physiology', según el cual las personas que usan habitualmente zapatos de tacón, no solo caminan dando pasos más cortos (tanto cuando los llevan puestos como al andar descalzas), sino que tienen los músculos de las pantorrillas más cortos de lo normal. 
Los zapatos de tacón alto que vemos en esta temporada de primavera verano se caracterizan por tener el tacón delgado y llevar plataforma en la punta haciendo alusión a los pumps con la diferencia en que esta vez la punta no viene del todo redondeada si no que cambia para darle una forma más triangular. También encontramos el estilo de sandalia con tiras cruzadas de tacón alto que está muy de moda en donde la última tira llevando esta hebilla o no, rodea el talón como si fuera esta una pulsera.
Los tacones son esas poderosas herramientas para complementar y optimizar nuestro look de manera tal que luzcamos en armonía total, con elegancia y perspicacia, delicadeza y un porte que dejarán a más de uno deseosos de conocernos. ¡Qué mal que tengan que ser tan incómodos para nuestro zapato! Pero no te preocupes, estamos al tanto de este problema, por lo que hemos decidido traerte 7 tips para que tus tacones sean más cómodos.

Lo que más importa cuando caminas con tacones es que tengas confianza contigo misma para poder demostrar al mundo lo hermosa que eres con y sin tacones. Puedes fingir esta confianza el tiempo que sea necesario mientras caminas con tacones con los trucos que estás encontrando en este artículo. Recuerda que la mujer más bella es la que más confía en sí misma.

×