Decía el famoso diseñador Manolo Blahnik que los zapatos planos hacen a la mujer caminar como un reno. Con estas declaraciones, cualquiera se replantea su uso. Lo cierto es que –independientemente de quien lo diga– no hay zapato que estilice más la figura y nos haga vernos todavía más hermosas que unos buenos tacones. Y a mayor altura, mayor deseo de poseerlos nos invade. Pero todo lo positivo que guarda lucir unos stilettos de vértigo es equiparable al dolor y a la incomodidad que provoca en nuestros pies. De ahí el amor-odio que sentimos por el mejor compañero de nuestros looks de fiesta: los zapatos de tacón para pisar con fuerza.
Pero que nadie te engañe: TODAS tenemos el mismo problema, aguantar sin rendirnos ante el dolor que supone muchas horas subidas a este altar. Para alargar la resistencia de cada una hay trucos, accesorios… ¡y hasta operaciones para solucionar el problema! ¿Sabías que el Loub Job (un dudoso honor hacia el nombre del célebre zapatero Christian Loubutin y sus incomodos zapatos) es una popular intervención que consiste en inyectar ácido hialurónico en la planta del pie para poder resistir sus Pigalle de 12 centímetros sin plataforma, claro?
1. Prepárate y prepara los zapatos. Si ya tienes tus tacones de fiesta listos úsalos en casa por unas horas o minutos días antes de la fiesta para acostumbrarte a ellos y para poder identificar si hay algo que te molesta, por ejemplo te irrita el talón, se deslizan, tu pie se desliza en ellos etc. Si identificas algún problema especifico puedes tratar de corregirlo.
1. Prepárate y prepara los zapatos. Si ya tienes tus tacones de fiesta listos úsalos en casa por unas horas o minutos días antes de la fiesta para acostumbrarte a ellos y para poder identificar si hay algo que te molesta, por ejemplo te irrita el talón, se deslizan, tu pie se desliza en ellos etc. Si identificas algún problema especifico puedes tratar de corregirlo.

Siempre hay una fiesta o una ocasión especial que nos permite llevar tacones, aunque no aguantemos el dolor de pies. Estas molestias podrían ser causadas por enfermedades, deformidades o, simplemente, por usar un calzado que no es para ti. Incluso, puede ser generado por un virus, hongo o bacteria, sin la necesidad que el tipo de zapato que usemos influya.
No sé si lo habrás notado, pero los zapatos con agujetas están más fuertes que nunca en el mundo de la moda. Literalmente, siempre encontrarás varios modelos en las zapaterías, date una vuelta y verás que tengo razón. Estos zapatos son perfectos para todo el año. Al tener agujetas, se pueden ajustar perfectamente a tu pie y podrás caminar mucho sin terminar el día con dolor en los pies. Podrás encontrar muchísimos estilos desde estampados florales, colores originales y texturas hermosas, como el terciopelo, gamuza o piel de serpiente sintética.

A veces la rozadura es un hecho sin remedio. En ese caso, cúrala y cúbrela con apósitos. En la medida de lo posible, no vuelvas a ponerte el tacón que te hizo daño hasta que se cure. Cuando eso suceda y te pongas de nuevo los tacones que te hicieron daño, unta la zona donde estaba la herida con un poco de vaselina clásica o con las barritas antirozaduras para poder aguantar los tacones y evitar que te lastimen.
Recuerda que dar un descanso a tus pies es muy importante, así que cuando sea posible, siéntate. Sin embargo, no te quites los tacones, ya que tus pies pueden hincharse y volvérselos a poner será misión imposible (o tortura posible). Y no te preocupes, no estás sola. Las celebrities también se quitan los tacones siempre que pueden, como Tiffany Haddish y Maya Rudolph durante la gala de los premios Oscar 2018. 
Aquello de que 'el roce hace el cariño' se convierte en verídico con los tacones. Al principio caminas como un pato mareado y te duelen los gemelos como si no hubiese un mañana. Pero cuando aprendes a dominarlos, te sientes 'sexy', elegante, atractiva y, obviamente, más alta. Por no hablar del poderoso y sonoro 'clac-clac' que marca cada uno de tus pasos. "Aquí estoy yo", parece que sentencian. 
Aviso de privacidad:  Comunicación verbal o escrita generada por DAFITI o cualquier tercero designado por éste último para los efectos, dirigida al Titular para el tratamiento de sus datos personales, mediante la cual se le informa acerca de la existencia de las políticas de tratamiento de información que le serán aplicables, la forma de acceder a las mismas y las finalidades del tratamiento que se pretende dar a los datos personales.
Cuida la amortiguación . Si vas a pasar mucho tiempo usando taco alto, sea caminando o estando de pie, considera usar almohadillas metatarsianas de silicona o de gel, las cuales están hechas especialmente para el pie. Así amortiguarás la presión en la punta del pie, evitando dolor. También puedes colocar plantillas para amortiguar presión en la planta del pie o elegir modelos plataforma.
Este simple pero efectivo truco sirve para aliviar el dolor que se produce en el metatarso. Hay un principio biológico que explica eso.  Existe un nervio que se divide en dos justo entre esos dedos del pie, el cual, causa dolor cuando hay presión por causa de los tacos altos. Gracias a la acción de juntar los dedos quitas presión sobre el nervio, evitando el dolor que esta produce.

Es fundamental elegir el número adecuado al comprar cualquier tipo de calzado, pero la tarea se hace imprescindible cuando se trata de los modelos de tacón. Si el zapato te queda un poco grande el pie se deslizará hacia delante, provocando presión y dolor sobre los dedos del pie (con ampolla incluida). En el caso de las sandalias, es conveniente que lleven algún tipo de sujeción (por ejemplo, pulsera en el tobillo).


7.2 - Con este procedimiento de Autorización consentida se garantiza expresamente que el Titular de los datos personales conoce y acepta que DAFITI recolectará, almacenará, usará, depurará, analizará, circulará, transmitirá, transferirá, actualizará o suprimirá en los términos de Ley, la información para los fines que al efecto le informe de manera previa al otorgamiento de la autorización, y para la finalidad contenida en el presente documento.
- Ejercicios para fortalecer: si realizas ejercicios que estiren los músculos y los fortalezcan te será más fácil aguantar los tacones. Apoya la zona delantera de tus pies en un escalón y baja los talones sin caerte, ni separarte. Otra opción es ponerse de puntillas y estirarse hacia arriba o flexionar la pierna delantera mientras estiramos la trasera, para después cambiar la colocación de las piernas.

Este truco seguramente gustara mucho a la comunidad femenina,  especialmente aquellas que no quieren usar tacones altos por que les causa dolor en los pies.  Con el mismo se puede reducir el dolor y entumecimiento en los dedos, y evitar el caminar doloroso con un simple truco. Los tacones altos sin duda se convertirán en tu mejor amigo después de saber esto.


Dato Personal:  Cualquier información vinculada o que pueda asociarse a una o varias personas naturales determinadas o determinables. Para efectos de DAFITI serán datos personales entre otros los siguientes: nombre, apellidos, edad, género, estado civil, correo electrónico, dirección de correspondencia, número de identificación, fecha de nacimiento, teléfono y profesión.
×