Son los preferidos por el 89% de las españolas para acudir a fiestas o eventos. Y aunque las tendencias coinciden cada vez más en diseños que estilizan sin elevarnos a demasiados centímetros, los zapatos de tacón alto han protagonizado las frases más célebres de diseñadores como Roger Vivier, Coco Chanel o Manolo Blahnik. Sin embargo, mientras para muchas de nosotras el estilo se multiplica sobre unos stilettos, también aumentan las posibilidades de que nuestros pies y espalda sufran, a menos que se sigan algunas recomendaciones de los expertos. Sugerencias que por cierto, ponen en práctica algunas de las mujeres más deseadas del mundo. Meghan Markle, entre ellas.

Uno de los tantos problemas con los tacones son los apretados zapatos, para evitarlo podemos poner unas bolsas con agua dentro de tu calzado y llevarlo al refrigerador, déjalos que se congelen, posteriormente al retirarlas verás como el hielo expandió tus zapatos. Ahora si podrás usarlos sin que te queden apretados, recuerda que puedes repetir esta técnica si necesitas ancharlos un poco más.
No hay duda que usar taco alto le da a la mujer un toque extra de sensualidad. En tu guardarropa, entre tus accesorios de moda habituales, tiene que haber al menos un representante de este tipo de zapatos. Independientemente de la contextura o habilidades físicas que tengas, todas tenemos que practicar para usarlos con soltura, naturalidad y seguridad.
Caminar con tacones también endurece tus tendones de Aquiles, que anclan los músculos de la pantorrilla a tus talones, haciendo que sus pantorillas se contraigan. Si has llevado tacos altos por períodos prolongados, es posible que tengas problemas para caminar naturalmente una vez que te lo dejas de usar. (Se puede trabajar para compensar esta rigidez flexionando los pies descalzos--varias veces a lo largo del día).
Es muy importante que cuando estés andando con zapatos de tacón tengas en cuenta la superficie, porque incluso las modelos más experimentadas en zapatos de tacón altos pueden tener dificultades cuando caminan en superficies complicadas. Si notas que la superficie es resbaladiza es mejor que te asegures que estás pisando zonas estables… o que te quites los zapatos hasta pasar esa zona peligrosa de una caída.

Un problema muy común de los zapatos de tacón recién estrenados es que la suela está tan nueva y pulida que resbala. A la altura del tacón tenemos que añadir los malabares para sujetar bien el pie y evitar caernos. Aquí van dos trucos que se utilizan en los desfiles de moda: Con cuidado, ralla la suela con un cuchillo o rocíala con laca (o las dos cosas). Se acabaron los resbalones, es hora de aguantar los tacones hasta llegar a casa.
PARÁGRAFO: Será obligación de DAFITI y en particular del área de marketing llevar registro y tener soporte de todas las autorizaciones emitidas por el Titular o en su defecto del envío de la comunicación a que hace referencia el literal c) del presente artículo. Todos los soportes deberán estar disponibles en todo momento mientras se lleve a cabo el Tratamiento de Datos Personales y cinco (5) años más. Para el almacenamiento DAFITI podrá emplear medios informáticos, electrónicos o cualquier otra tecnología.
4.-A prueba de ampollas. El desodorante no sólo es bueno para el sudor, también para evitar callos o ampollas. Y es que si lo aplicas en el zapato y en tus pies, evitarás la fricción que ejerce tu piel con el calzado. Ojo: este truco es como de cuento de hadas, pues dura aproximadamente cuatro horas. Las plantillas y geles adhesivos también son una buena opción para esto.
"Los tacones deben ser muy altos para poner la belleza de la mujer en un pedestal", decía Vivienne Westwood. Con una declaración así, ¿cómo nos vamos a resistir? Los zapatos con tacón de aguja son el compañero más fiel de los looks de fiesta. Estilizan, nos elevan el culete como si en los últimos meses nos hubiéramos matado en el gimnasio haciendo sentadillas y nos suben la moral. Nos sentimos más atractivas con ellos a pesar de que sabemos que nuestra relación está más abocada al fracaso que la de 'Romeo y Julieta'.
×