Considera usar un modelo más bajo o más cómodo. Elige un tacón más estable, por ejemplo, plataformas, taco cuña o tacos anchos para darte mayor soporte y distribuir mejor el peso. Evita usar tacones en punta fina si tienes pies o dedos anchos. En su lugar, elige un zapato con punta redonda. También puedes comprar botas o tacones con hebillas a la altura de los tobillos para darte mayor soporte en dicha área.[3]
Hola chicas!!! Yo soy adicta a los tacones, y lo del dolor de pies yo creo ke no se puede evitar, si estas mucho tiempo en tacones, te acabaran doliendo los pies, pero podemos aliviar la situación, venden unas punteras en las tiendas de ropa interior, ke son como de medias pero con la suela de esponja, entonces al echar el peso en la parte delantera del zapato, cae sobre la esponja y no sobre la parte dura del tacon, y otro truco, es antes de estrenarlos meterlos en una bolsa de plástico con un nudo y al congelador durante una noche, asi pierden un poco la rigidez de los zapatos nuevos pero no se estropean, BESOS
Este simple pero efectivo truco sirve para aliviar el dolor que se produce en el metatarso. Hay un principio biológico que explica eso.  Existe un nervio que se divide en dos justo entre esos dedos del pie, el cual, causa dolor cuando hay presión por causa de los tacos altos. Gracias a la acción de juntar los dedos quitas presión sobre el nervio, evitando el dolor que esta produce.

Uno de los tantos problemas con los tacones son los apretados zapatos, para evitarlo podemos poner unas bolsas con agua dentro de tu calzado y llevarlo al refrigerador, déjalos que se congelen, posteriormente al retirarlas verás como el hielo expandió tus zapatos. Ahora si podrás usarlos sin que te queden apretados, recuerda que puedes repetir esta técnica si necesitas ancharlos un poco más.
Por evidente que parezca, si en lugar de empeñarte en calzar unos salones de 13 centímetros optas por una altura inferior, el dolor decrecerá proporcionalmente a la disminución de curvatura a la que se someta el pie. Aunque Manolo Blahnik, el mejor embajador del calzado español en el mundo, confesaba que su altura favorita son los tres centímetros (es el llamado ‘Kitten heel’ o tacón de gatita que el mismo creó), con elegir la medida con la que te sientas cómoda será suficiente. Los tacones anchos también son más confortables (y aportan un toque ‘pop’).

Como la mayoría de vosotras, adoro los tacones. La pena es que no siempre he sido capaz de llevarlos todo lo que me gustaría por el dolor que me causaban. Hasta que he descubierto estos trucos que me están ayudando -y mucho- a llevar mis zapatos preferidos casi todo el día. As most of you, I love heels. Unfortunately, Ive never been able to wear them for several hours because of the pain I felt in ...
Considera usar un modelo más bajo o más cómodo. Elige un tacón más estable, por ejemplo, plataformas, taco cuña o tacos anchos para darte mayor soporte y distribuir mejor el peso. Evita usar tacones en punta fina si tienes pies o dedos anchos. En su lugar, elige un zapato con punta redonda. También puedes comprar botas o tacones con hebillas a la altura de los tobillos para darte mayor soporte en dicha área.[3]
Hola chicas! Tengo 16 años, y me encantan los zapatos de tacon. No me los pongo los dias de cada dia, pero me gusta ponermelos para salir. No los uso con mucho tacón pero hace un par de meses me compré unos realmente bonitos, pero són muy altos. Me los quiero poner este fin de semana y la verdad es que no aguanto mucho mas de 2 horas con ellos. ¿Alguien sabe un truco para aguantar toda la noche? Gracias. Besos.
No hay duda que usar taco alto le da a la mujer un toque extra de sensualidad. En tu guardarropa, entre tus accesorios de moda habituales, tiene que haber al menos un representante de este tipo de zapatos. Independientemente de la contextura o habilidades físicas que tengas, todas tenemos que practicar para usarlos con soltura, naturalidad y seguridad.

Es fundamental elegir el número adecuado al comprar cualquier tipo de calzado, pero la tarea se hace imprescindible cuando se trata de los modelos de tacón. Si el zapato te queda un poco grande el pie se deslizará hacia delante, provocando presión y dolor sobre los dedos del pie (con ampolla incluida). En el caso de las sandalias, es conveniente que lleven algún tipo de sujeción (por ejemplo, pulsera en el tobillo).


Los tacones son esas poderosas herramientas para complementar y optimizar nuestro look de manera tal que luzcamos en armonía total, con elegancia y perspicacia, delicadeza y un porte que dejarán a más de uno deseosos de conocernos. ¡Qué mal que tengan que ser tan incómodos para nuestro zapato! Pero no te preocupes, estamos al tanto de este problema, por lo que hemos decidido traerte 7 tips para que tus tacones sean más cómodos.
Un problema muy común de los zapatos de tacón recién estrenados es que la suela está tan nueva y pulida que resbala. A la altura del tacón tenemos que añadir los malabares para sujetar bien el pie y evitar caernos. Aquí van dos trucos que se utilizan en los desfiles de moda: Con cuidado, ralla la suela con un cuchillo o rocíala con laca (o las dos cosas). Se acabaron los resbalones, es hora de aguantar los tacones hasta llegar a casa.

"Los tacones deben ser muy altos para poner la belleza de la mujer en un pedestal", decía Vivienne Westwood. Con una declaración así, ¿cómo nos vamos a resistir? Los zapatos con tacón de aguja son el compañero más fiel de los looks de fiesta. Estilizan, nos elevan el culete como si en los últimos meses nos hubiéramos matado en el gimnasio haciendo sentadillas y nos suben la moral. Nos sentimos más atractivas con ellos a pesar de que sabemos que nuestra relación está más abocada al fracaso que la de 'Romeo y Julieta'.

Las plantillas de gel resuelven muchos problemas derivados del uso de tacones. Por una parte previenen que los dedos se contraigan y de ese modo evitan las ampollas. Busca plantillas para tacones con la forma del arco del pie que alivian la presión que se ejerce en ese lugar. Si tus dedos constantemente se deslizan a la parte delantera de tu calzado puedes comprar almohadillas diseñadas especialmente para afirmar tu pie.
Un problema muy común de los zapatos de tacón recién estrenados es que la suela está tan nueva y pulida que resbala. A la altura del tacón tenemos que añadir los malabares para sujetar bien el pie y evitar caernos. Aquí van dos trucos que se utilizan en los desfiles de moda: Con cuidado, ralla la suela con un cuchillo o rocíala con laca (o las dos cosas). Se acabaron los resbalones, es hora de aguantar los tacones hasta llegar a casa.
El zapato debe sentirse cómodamente ajustado pero sin apretar ninguna zona y, sobre todo, debes sentirlo confortable en la planta del pie. Para que tus tacones cómodos sean un hecho, elige zapatos con talón algo estrecho para evitar presión de dedos al irse demasiado adelante del zapato y que haya un pulgar de ancho entre la punta del pie y la zona delantera del zapato.
He encontrado otro vídeo que también está muy bien para aprender a caminar con tacones gracias al canal de Youtube de What the Chic  donde podrás encontrar muchos consejos sobre belleza y moda. En el vídeo que te muestro a continuación podrás aprender a caminar con tacones ya que la protagonista del vídeo te explica cómo hacerlo y además te enseña algunos consejos prácticos para que lo hagas en tu hogar desde hoy mismo. ¡No pierdas detalle!
hola chicas, tengo 28 años y siempre me han encantado los zapatos altos con todo tipo de tacones, y puedo decirles salvo que tengan problemas en las rodillas o la espalda y les haya dicho un doctor que no deben usar este tipo de zapatos, es solo cuestion de usarlos y acostumbrarse, practiquen en sus casas si no se sienten seguras, por que si es peligroso si no saben usarlos, puede doblarse el pie y terminar lastimadas, considero que los zapatos que adelante tienen un poco de plataforma son mejores por que a si no se esfuerza tanto el pie, los que tienen tira en la parte superior y te abrazan el pie igual son mas seguros para aprender, hay muchos tamaños no tiene que ser necesario que anden con los tacones gigantescos, empiezen con algunos que se sientan seguras, y practiquen mucho, con una linda minifalda hace que las piernas luzcan hermosas, suerte!!
Caminar con tacones también endurece tus tendones de Aquiles, que anclan los músculos de la pantorrilla a tus talones, haciendo que sus pantorillas se contraigan. Si has llevado tacos altos por períodos prolongados, es posible que tengas problemas para caminar naturalmente una vez que te lo dejas de usar. (Se puede trabajar para compensar esta rigidez flexionando los pies descalzos--varias veces a lo largo del día).
hola tener mucha paciencia ponerselos por tiempos y veran que poco a poco se logra no creo recomendable usar primero unos tacones medianos es mejor comenzar con unos altos primero por ratos ya que cuando se logra se puede manejar los otras tacones facilmente por experiencia al principio me costo el quilibrio o poder caminar con elegancia otro error es que apoyaba la parte frontal esto hace que se canse el pie las piernas y no puedas caminar con elegancia contrario si apoyas primero la parte del tacon o sea la parte alta del zapato el taco propiamente y te dejas ir veras que te relajas y comienzas a caminar elegante pero lo cierto es que lleva sus dias aprender a soltarse pero una ve los cambios lo importante es usarlos una y otra vez al principio por ratos y luego alargar el tiempo en la casa o en un trabajo luego te pones unos bajos cuando manejes bien en espacios bajo techo entonces trate ya de salir a la calle manteniendo un punto fijo con pasos cortes y llevando consigo otros zapatos bajos para cambiártelos en el momento que no puedas mas porque todo esto es un proceso si los tacones son 10 pero se puede yo me siento contenta porque al principio creí que no lo lograría fue que compre varios pares de muy buena calidad en oferta de 25mil a 4000 compre varios pares divinos pero eran muy altos mi modo he tenido que aprender y que no soy ya tan joven cronologiamente
Cuando se asiste a un evento como es una boda se ha ir con las mejores galas y lucir un look espectacular. El zapato de tacón es la opción deseada para vestir los pies en estas ocasiones. Sin embargo, a veces tendemos a dudar y pensamos en renunciar a ponernos algunos tacones por las molestias que éstos puedan ocasionar al llevarlos puestos durante un tiempo prolongado.

Otra cuestión a tener en cuenta para elegir unos zapatos de tacón es pensar en la posibilidad de que sean cuñas, que lleven algo de plataforma o en que vayan sujetos al tobillo para que resulten más cómodos, como los diseños de Elenovari, donde encontrarás una amplia y preciosa variedad de alpargatas de esparto, todas ellas realizadas de forma artesanal.
¿Te duelen los pies con solo mirar tus zapatos favoritos? ¿Tus pies se deslizan hacía delante cuando llevas zapatos altos de tacón o hacía fuera con zapatos planos? ¿Estás locamente enamorada de tus sandalias de verano pero son demasiado incómodas para usarlas todo el día? No te dés por vencido porque las siguientes almohadillas harán que tus zapatos sean más cómodos de llevar. 

Hols chicas, yo también tuve ese problema después del embarazo. Pero como realmente quería usar tacones. Ya que soy algo bajita opte por unas zapatillas tipo botínes, que me aseguran hasta el tobillo. No se imaginan que bien se siente caminar con estos tipos de zapatos, brindan demasiada seguridad, hasta puedo correr. Así que busquen amigaá y van a notar el cambio. Un saludos a todos desde chiápas mexico. Suerte
“Uso una crema que me compro en la farmacia y que contiene ibuprofeno. Está indicada para esguinces y contusiones musculares pero, al ser antiinflamatorias y analgésica, evita que me duelan los pies. Me doy un masaje con ella, antes de subirme al tacón. ¡Y lista para aguantar todo el día!… ¡o toda la noche! También tengo puestas las plantillas Foot petals en todos mis zapatos”.
Después de leer este artículo con todos estos consejos y de haber visualizado los dos vídeos que he escogido para ti, estoy segura que podrás conseguir caminar con tacones altos como si fueses toda una profesional experimentada con tacones. Estoy segura que podrás disfrutar de tus tacones y sobre todo, de tu estilo único y personal. ¿Ya sabes qué zapatos de tacón te quieres poner hoy?
Gracias al canal de Youtube de la simpática Yuya  podrás aprender a caminar en tacones. En este vídeo Yuya te da consejos estupendos sobre cómo aprender a caminar con tacones, pero lo mejor, es que al final del mismo podrás encontrar una parte más práctica para que puedas aprender a caminar en tacones en tu propia casa. De esta manera, cuando salgas a la calle con tus amigas, con tu pareja o a esa fiesta tan especial…. Estarás preparada.
Cuando colocas uno de estos en tus zapatos consigues dos cosas: la primera, se acabó el ir resbalándote cuando el pie suda, lo que es una sensación horrorosa y, además, sabemos que los demás lo notan, que es peor aún. Y lo segundo, evitarás malos olores en el zapato ya que el olor se impregnará en el salvaslip, de este modo solo tendrás que llegar a casa y tirarlo y tu calzado estará como nuevo.
Los zapatos de tacón alto que vemos en esta temporada de primavera verano se caracterizan por tener el tacón delgado y llevar plataforma en la punta haciendo alusión a los pumps con la diferencia en que esta vez la punta no viene del todo redondeada si no que cambia para darle una forma más triangular. También encontramos el estilo de sandalia con tiras cruzadas de tacón alto que está muy de moda en donde la última tira llevando esta hebilla o no, rodea el talón como si fuera esta una pulsera.

Es increíble cuanto afecta la forma del zapato a tu comodidad. Por ejemplo, las plataformas reducen la distancia entre los extremos de tu propio pie, lo que hace que tu arco no se sobre-exija. Esto es especialmente bueno cuando estás imponiéndote con al menos 3 pulgadas de altura extra. Además, las puntas redondeadas son infinitamente más cómodas y mucho mejores para tus pies porque le permite a tus dedos no estar apretados ni doblados. Sin embargo, los zapatos con punta aguda pueden ser usados. Esto, siempre y cuando se angosten sin apretar a los dedos o, en otras palabras, que la punta esté mucho más allá que donde los dedos terminan.


Cuando colocas uno de estos en tus zapatos consigues dos cosas: la primera, se acabó el ir resbalándote cuando el pie suda, lo que es una sensación horrorosa y, además, sabemos que los demás lo notan, que es peor aún. Y lo segundo, evitarás malos olores en el zapato ya que el olor se impregnará en el salvaslip, de este modo solo tendrás que llegar a casa y tirarlo y tu calzado estará como nuevo.
Pongámonos en situación. Ya has seguido todos los trucos y consejos anteriores y te subes al tacón con la idea de estar unas cuantas horas con ellos. En ese caso, intenta no parar. No hay nada peor que estar parada con unos zapatos altos que no se aguantan. Ve descargando el peso alternativamente sobre uno u otro pie. Y si no hay más remedio que estar parada, intenta al menos que el peso de tu cuerpo recaiga en lo posible en la zona de los tacones.
En el supermercado la gente me miraba raro y confieso que me reía por dentro porque cargar bolsas con tacones es algo que no se ve todos los días. Tres horas más tarde volví a casa y no me dolían los pies. Casi no daba crédito a lo que sucedía y pensé que tal vez era porque esos zapatos siempre fueron cómodos, dentro de lo cómodo que puede ser un stiletto (aclaro que elegí este modelo de zapatos porque son los más incómodos y difíciles de caminar de todos).
1. Camina dando pequeños pasos y apoyando primero el talón y luego los dedos. Parece obvio (y lo es), pero uno de los errores que contribuye a que los tacones nos resulten incómodos es que, a veces, tenemos tendencia a caminar como si lo hiciéramos con bailarinas. Si sigues la pauta adecuada, conseguirás también mantener el equilibrio y la postura correcta.
Al día siguiente, sí, al día siguiente estaba tan envalentonada y decidí pasar el día con esos tacones. Esta iba a ser la prueba de fuego. Todavía no había llegado el frío entonces fue una experiencia de lo más placentera. Hice todos los trámites del día caminando. Siempre los hago caminando, pero ni en un millón de años se me hubiese ocurrido hacerlos subida a mis taconcitos. 
×