¿A qué mujer no le sientan bien unos bonitos tacones altos? Los zapatos con tacón siempre serán una buena opción para las mujeres que quieran estilizar su figura. Pero para andar en tacones (más gruesos o más finos) hay que saber hacerlo… porque si no sabes ni aprendes, cuando te pongas unos tacones se puede convertir en uno de los peores infiernos.
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | Empordà | Faro de Vigo | Información | La Opinión A Coruña | La Opinión de Málaga | La Opinión de Murcia | La Opinión de Tenerife | La Opinión de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Euroresidentes | Lotería Navidad | Premios Cine | Compra Mejor | Prensa Ibérica 360

Dato Personal:  Cualquier información vinculada o que pueda asociarse a una o varias personas naturales determinadas o determinables. Para efectos de DAFITI serán datos personales entre otros los siguientes: nombre, apellidos, edad, género, estado civil, correo electrónico, dirección de correspondencia, número de identificación, fecha de nacimiento, teléfono y profesión.
Un problema muy común de los zapatos de tacón recién estrenados es que la suela está tan nueva y pulida que resbala. A la altura del tacón tenemos que añadir los malabares para sujetar bien el pie y evitar caernos. Aquí van dos trucos que se utilizan en los desfiles de moda: Con cuidado, ralla la suela con un cuchillo o rocíala con laca (o las dos cosas). Se acabaron los resbalones, es hora de aguantar los tacones hasta llegar a casa.
Si al dolor inhumano que de por sí producen ciertos tacones, añadimos que las suelas son resbaladizas, el caos está asegurado y el suplicio (al luchar apretando el pie para no caernos) será mucho mayor. Para evitarlo, existen unas pegatinas antideslizantes que se colocan en la parte delantera de la suela. También se puede recurrir al remedio de la abuela y hacer una serie de cortes en esta zona del zapato con ayuda de unas tijeras o cuchillo.

"Los tacones deben ser muy altos para poner la belleza de la mujer en un pedestal", decía Vivienne Westwood. Con una declaración así, ¿cómo nos vamos a resistir? Los zapatos con tacón de aguja son el compañero más fiel de los looks de fiesta. Estilizan, nos elevan el culete como si en los últimos meses nos hubiéramos matado en el gimnasio haciendo sentadillas y nos suben la moral. Nos sentimos más atractivas con ellos a pesar de que sabemos que nuestra relación está más abocada al fracaso que la de 'Romeo y Julieta'.
×