7.4 - Se adjunta como Anexo 1 el modelo de Autorización para la recolección y el tratamiento de los datos personales con el propósito de informar y permitir el acceso de información de DAFITI, sus subsidiarias, vinculadas, filiales, terceros aliados comerciales y los aliados de estos, relacionada con servicios, ofertas, productos, alianzas, concursos, estudios y contenidos.
Es muy importante que cuando estés andando con zapatos de tacón tengas en cuenta la superficie, porque incluso las modelos más experimentadas en zapatos de tacón altos pueden tener dificultades cuando caminan en superficies complicadas. Si notas que la superficie es resbaladiza es mejor que te asegures que estás pisando zonas estables… o que te quites los zapatos hasta pasar esa zona peligrosa de una caída.
Recordemos esas míticas frases: "Para presumir hay que sufrir" (Todo el mundo, siempre), y "Los tacones son un doloroso placer" (Christian Louboutin, tenía que vender tacones). Y ahora admitamos una realidad: los tacones destrozan los pies. Duelen. Matan. Torturan. Pero... Son TAN bonitos y quedan TAN bien... Y los llevamos. ¡Sí! Porque son bonitos, porque nos hacen más altas, ...
Y estoy totalmente decaurdo en que unos buenos tacones siempre hacer lucir muy chic a cualquier mujer, pero debe de saber caminar si no lo arruinaria todo, como compañeras de trabajo, que usan una plataforma de table, y no saben caminar flexionan la rodilla al momento de dar el paso y eso hacer ver que no saben caminar en tacones y es mas penoso que no ponerselos.
Chicas, os voy a dar un truco, que os va a servir mucho, PARA TACONES ALTOS, si lo que os duele, es tener de aguantar horas con los tacones altos, sonara un poco raro, pero poneros un salva slip, ( no una compresa, si no mucho mucho mas fina) i ponerla en la suela del zapato, donde hace la curva que es ahi donde duele y engancharla, asi lo que hace es que no se mueve, i al estar blandita, amortigua mas el pie, i por lo tanto no hace tanto daño, este truco me lo dijo una amiga, i aunque me quede muy extrañada lo prove i el dia de mi boda aguante perfectamente unos tacones de 14 centimetros, espero que os sirva.

Al día siguiente, sí, al día siguiente estaba tan envalentonada y decidí pasar el día con esos tacones. Esta iba a ser la prueba de fuego. Todavía no había llegado el frío entonces fue una experiencia de lo más placentera. Hice todos los trámites del día caminando. Siempre los hago caminando, pero ni en un millón de años se me hubiese ocurrido hacerlos subida a mis taconcitos.
×