Entre más altos sean los tacones, ¡más altos serán tu estilo y éxito! Y es que no sabemos el secreto detrás de este accesorio, pero desde el momento en que te los pones, tanto tu altura como tu actitud se elevan. ¡Incluso hasta mejoran la forma de tus piernas y figura! ¡Que las calles se conviertan en tu pasarela y conoce los mejores tips para ser una pro en el arte de los tacones! 


Los tacones altos son adecuados en muchas situaciones formales y le dan estilo a tu atuendo. Sin embargo, pueden resultar incómodos o causar dolor si no son de la talla correcta, son demasiado altos o te lastiman los pies. Existen muchas formas de elegir un par de tacones altos y evitar el dolor mientras los usas. En este artículo, aprenderás cómo hacerlo.

Ojo, porque usar tacones no solo te deja las pantorrillas como las de las Barriguitas, también acorta los tendones de Aquiles. El problema de la reinserción a la vida en plano es que, cuando vuelves a poner el pie en un ángulo de 90 grados, la tensión en los tendones aumenta bastante y, al menos al principio, duelen un poco. Más aún en las personas que sufren de fascitis plantar –una inflamación del tejido que conecta el talón con los dedos de los pies–, que pueden ver las estrellas días después de abandonar las plataformas. 

  La altura del tacón: Una de las decisiones más personales que podemos tomar a la hora de elegir unos zapatos. La altura recomendada para que puedas lucirlo durante todo el día sin ninguna queja es 7 centímetros, pero ¡tú decides! Hay mujeres que pueden estar cómodas con tacones de más de 10 centímetros, mientras que hay otras que no pueden pasar de los 3 centímetros. Escoge los zapatos que te hagan sentir cómoda y femenina sin renunciar a unos centímetros de más.
Es fundamental elegir el número adecuado al comprar cualquier tipo de calzado, pero la tarea se hace imprescindible cuando se trata de los modelos de tacón. Si el zapato te queda un poco grande el pie se deslizará hacia delante, provocando presión y dolor sobre los dedos del pie (con ampolla incluida). En el caso de las sandalias, es conveniente que lleven algún tipo de sujeción (por ejemplo, pulsera en el tobillo).
Da lo mismo si son mini, midi o maxi: la longitud del vestido con la que combines las sandalias de tacón alto no tiene límites. No hay ninguna prenda más femenina que el vestido. Está permitido todo lo que combina con los zapatos: vestidos de verano cortos y vaporosos, vestidos largos de noche y vestidos de tubo de lo más ajustado. Solamente existe una norma: cuanto más alto el tacón y más corto el vestido, más espectacular es el look.
"Los tacones deben ser muy altos para poner la belleza de la mujer en un pedestal", decía Vivienne Westwood. Con una declaración así, ¿cómo nos vamos a resistir? Los zapatos con tacón de aguja son el compañero más fiel de los looks de fiesta. Estilizan, nos elevan el culete como si en los últimos meses nos hubiéramos matado en el gimnasio haciendo sentadillas y nos suben la moral. Nos sentimos más atractivas con ellos a pesar de que sabemos que nuestra relación está más abocada al fracaso que la de 'Romeo y Julieta'.
×