hola. mi problema es el mismo, me duele de tal manera la planta del pie que me salen ampollas grandicimas!!!!!!!!!! pero justo donde tenemos que tener todo el peso del cuerpo! no se como caminar para que no me salgan. esto me ocurre con tacones bajos, de plataforma y agujas sean de pocos cm o no. no tolero ningun tacon. El dolor es insoportable. Que puedo hacer??
Principio de confidencialidad:  Todas las personas que intervengan en el Tratamiento de Datos Personales están obligadas a garantizar la reserva de la información, inclusive después de finalizada su relación con alguna de las labores que comprende el tratamiento, pudiendo sólo realizar suministro o comunicación de datos personales cuando ello corresponda al desarrollo de las actividades expresamente autorizadas en la Ley.
Aunque a muchas nos parezcan un refinado instrumento de tortura (nos incluimos en este grupo), las sandalias de tacón alto y tiras finas son una preciosidad que realzan y dan elegancia a cualquier pie. Para ir más cómoda con este tipo de calzado, apuesta por modelos con las tiras un poco más anchas y planas, ya que las que son redondas tipo cordón se clavan en la piel.
Sí, se puede aligerar el procedimiento por el cual se dan de sí los zapatos. Es normal que al principio aprieten un poco (especialmente si son botines), pero tenemos un pequeño truco para que no tengas que sufrir más los primeros días. Colócate unos calcetines gordos, ponte los zapatos y dales con el secador. Conseguirás ablandar el material haciendo que ceda y se amolde a tus pies.
No parece gran cosa pero este simple gesto te ayudará mucho. Evitarás que tus zapatos resbalen, adhiriéndote mejor al suelo y librándote de alguna que otra caída. Además, aunque no nos demos cuenta, cuando nuestros zapatos resbalan tendemos a hacer fuerza con los pies para evitar salir volando, lo que al final del día desemboca en un dolor de pies horrible. Además, en este artículo también puedes consultar cómo estirar unos zapatos.
Hace diez días de octubre, pero como podéis imaginar no he tenido mucho tiempo para subir la foto del calendario. Este fue uno de los descartes, en la definitiva estoy haciendo el robot. La foto, como siempre, de @beigott_noemielias. Y os digo una cosa, el próximo #zcalendario seguramente sea de los más bonitos que hemos hecho. En nada se podrá reservar en la web de @zaharamania #lacreaciondeadan #girasanta

No parece gran cosa pero este simple gesto te ayudará mucho. Evitarás que tus zapatos resbalen, adhiriéndote mejor al suelo y librándote de alguna que otra caída. Además, aunque no nos demos cuenta, cuando nuestros zapatos resbalan tendemos a hacer fuerza con los pies para evitar salir volando, lo que al final del día desemboca en un dolor de pies horrible. Además, en este artículo también puedes consultar cómo estirar unos zapatos.


Hola chicas! Tengo 16 años, y me encantan los zapatos de tacon. No me los pongo los dias de cada dia, pero me gusta ponermelos para salir. No los uso con mucho tacón pero hace un par de meses me compré unos realmente bonitos, pero són muy altos. Me los quiero poner este fin de semana y la verdad es que no aguanto mucho mas de 2 horas con ellos. ¿Alguien sabe un truco para aguantar toda la noche? Gracias. Besos.

Realizar ejercicios específicos para fortalecer tus pies es la mejor manera de empezar a prepararlos para el uso del tacón. Para ello realiza ejercicios de estiramientos de la musculatura del pie y de la pantorrilla y ejercicios de fortalecimiento de dedos y tobillo con una frecuencia de  tres o cuatro veces al día durante dos semanas antes de la fecha de tu evento.


5. Si los zapatos son muy estrechos los puedes mandar a ensanchar o este un truco raro: pon una bolsa llena de agua dentro de ellos y ponlos en el congelador. Cuando el agua se congela se expande y esto ayuda a que los zapatos se hagan un poquito más anchos. Otro truco es rellenarlos con calcetines y dejarlos así toda la noche para que se alarguen.
A pesar de que puede sonar extraño, es una de las mejores soluciones para evitar las rozaduras. Consiste en meter dos bolsas llenas de agua dentro de tus tacones para, posteriormente, introducirlos en el congelador. Una vez allí, los dejaremos hasta que el agua se convierta en hielo, enfriando así el interior del zapato. De esta manera, suavizaremos su piel, con lo que los roces serán menores o inexistentes.
"Los tacones deben ser muy altos para poner la belleza de la mujer en un pedestal", decía Vivienne Westwood. Con una declaración así, ¿cómo nos vamos a resistir? Los zapatos con tacón de aguja son el compañero más fiel de los looks de fiesta. Estilizan, nos elevan el culete como si en los últimos meses nos hubiéramos matado en el gimnasio haciendo sentadillas y nos suben la moral. Nos sentimos más atractivas con ellos a pesar de que sabemos que nuestra relación está más abocada al fracaso que la de 'Romeo y Julieta'.
×