5. Asegúrate de que son de tu talla. Porque a veces no lo son, porque nos hemos enamorado de ellos y estaba agotado nuestro número, porque del uso han cedido y nos sobra un poco, o porque a la hora de la verdad resulta que el pie se resbala. Y todo esto al final se traduce en una forma de caminar menos natural y en que las probabilidades de acabar con un dolor de pies importante aumentan significativamente. En estos casos, busca un buen especialista en calzado que ayude a que la relación entre tus sandalias favoritas y tú perdure en el tiempo. 
Los calzados son una pieza fundamental en nuestra indumentaria cotidiana, a menudo gastamos una cantidad ingente de dinero en obtener algún estilo de zapato o zapatilla que están a la moda ya sea por tendencia actual o impuesta por alguna figura famosa. Pero muy a menudo nos olvidamos de una cosa muy importante, la comodidad. Si te gusta estar a la moda, de seguro habrás escuchado el lema “ para lucir hay que sufrir” pero en el caso del calzado puede ser un poco extremo, ya que todos sabemos lo que pasa cuando debemos permanecer largas horas en algún evento con un calzado inadecuado, una verdadera tortura. Otro aspecto aparte de la comodidad que hay que tener en cuenta en el tema del calzado, es como sacarle el mejor partido posible, con esto nos referimos a utilizar algunos métodos y trucos para hacer de su vida mas longeva para así poder disfrutarlos mas y no entrar en un círculo constante de gasto.
Parte del problema con tacones altos está obligando a todo su peso sobre los dedos del pie. Una buena manera de aliviar el dolor causado por esto es utilizar los resultados, que se pueden comprar, para aliviar la presión. Almohadillas de las patas de los metatarsianos llamados, se deslizan en el zapato, en las puntas de los pies. Proporcionan un cojín y también paran los pies se deslicen hacia adelante y crujir los dedos del pie.
- Ejercicios para fortalecer: si realizas ejercicios que estiren los músculos y los fortalezcan te será más fácil aguantar los tacones. Apoya la zona delantera de tus pies en un escalón y baja los talones sin caerte, ni separarte. Otra opción es ponerse de puntillas y estirarse hacia arriba o flexionar la pierna delantera mientras estiramos la trasera, para después cambiar la colocación de las piernas.
LA TRIBUNA Online con su nueva plataforma de comentarios te ofrece la mejor interactividad, y una manera más fácil de fomentar la conversación entre sus usuarios. Para comentar únicamente necesitas tu correo electrónico y el nombre con el que quisieras realizar tu comentario, o si prefieres utiliza tu red social favorita. Nota: Los comentarios publicados en www.latribuna.hn no reflejan en ningún momento la opinión de DIARIO LA TRIBUNA.
Usted puede odiar la idea de dañar deliberadamente sus nuevos zapatos hermosos, pero si tiene un desliz y tuerce el tobillo en ellos, entonces va a doler. Antes de salir, raspar el fondo de los nuevos zapatos de ellos raspando por una acera o tomar un poco de papel de lija para las plantas. Esto ayudará a que deje de resbalar en superficies lisas o pulidas.
Es importante que mimes a tus pies antes de someterlos a un uso prolongado de zapatos de tacón, ésto reducirá drásticamente las posibles molestias: un tratamiento exfoliante, masajes relajantes, una pedicura a fondo para evitar las durezas. Todo ello siempre hecho unos días antes, ¡nunca el día del evento! Ello sumado a una correcta hidratación conseguirá que tengas totalmente preparados a tus pies para el uso del tacón.
Cuando se asiste a un evento como es una boda se ha ir con las mejores galas y lucir un look espectacular. El zapato de tacón es la opción deseada para vestir los pies en estas ocasiones. Sin embargo, a veces tendemos a dudar y pensamos en renunciar a ponernos algunos tacones por las molestias que éstos puedan ocasionar al llevarlos puestos durante un tiempo prolongado.
Accesorios Bodas Cabello Cabello largo Capas Colecciones Colores Consejos Cortes de pelo Cómo vestir Dietas Diseño de uñas Día de San Valentín Ejercicios Fiestas Gorditas Manicure Manualidades Maquillaje Maquillaje de ojos Maquillaje para Novias Maquillajes Moda Ojos Ojos marrones Otros Outfits Pareja Paso a paso Peinados Peinados de novia Peinados en capas Peinados recogidos Pelo corto Pelo largo Piel Primavera Salud Trajes Trenzas Tutoriales Uñas Verano Vestidos Zapatos

1) Si compras zapatos de tacón, intenta que te ajusten correctamente. Lógico ¿no?, pero, ¿cuántos zapatos de tacón tienes que te hacen resbalar los pies hacia delante, dejando un hueco en el talón de uno o dos centímetros y creando presión y dolor en el dedo gordo del pie?. Para evitar esto, hay que comprar zapatos que te ajusten y sujeten al pie, pero que no aprieten. Para ello tiene que ser cerrados y si son sandalias, que tengan tiras que se aten alrededor del tobillo.
Parágrafo: El Titular de la información en todo momento tendrá derecho a solicitar la eliminación total o parcial de sus Datos Personales y para ello se seguirá el procedimiento establecido en el punto 10 anterior. DAFITI sólo podrá negar la eliminación cuando: i) El Titular tenga el deber legal y/o contractual de permanecer en la base de datos; ii) La supresión de los datos obstaculice actuaciones judiciales o administrativas en curso, y; iii) En los demás casos contemplados en el artículo 10 de la Ley 1581 de 2012, cuando sea procedente.
A no todas las mujeres les sientan bien los mismos zapatos, por lo que es necesario que tengas en cuenta cuáles son mejores para ti y con cuáles te sientes más cómoda al caminar con tacones. De esta manera, si sabes escoger los zapatos que te sientan bien y que además te hacen sentir bien, podrás acabar la noche sin ampollas en tus pies y sin tener que llevar los zapatos planos en el bolso.
Sin embargo, aguantarlos durante todo el día o la noche no resulta nada sencillo. Por eso, son muchas las veces que las mujeres prefieren recurrir a un zapato plano, renunciando a los beneficios que ofrecen un buen par de tacones. No obstante, existen decenas de trucos que harán que quites el miedo a esos preciosos stilettos que aún no te has atrevido a lucir. Aquí te proponemos 7 remedios infalibles.
Todas sabemos que uno de los mayores placeres de la vida es llegar a casa y quitarte los tacones después de una noche de fiesta, quizás prometas no volver a ponértelos pero también sabemos que eso es mentira. Para que no tengas que contener las lágrimas la próxima vez, coge cinta adhesiva y junta el tercer y el cuarto dedo de tus pies. Estos dedos comparten el mismo nervio y cuando se tensa sentimos ese dolor horrible, pero con este método desaparecerá.
Según un reciente estudio en el que se analizó la postura y el caminar de las asistentes de vuelo de unas aerolíneas de Corea del Sur, el uso regular de tacones altos conduce a desequilibrios en la fuerza y tensión de los músculos que rodean los tobillos, lo que se traduce en que estos sean inestables y tengamos peor equilibrio. Según los investigadores, usar zapatos planos hace que los mencionados músculos trabajen adecuadamente, lo que proporciona una mejor estabilidad del tobillo y del equilibrio en general. Quien te dijo que con tacones andabas más recta, claramente se tragó la creencia popular.  
¿A quién no le gusta pisar la arena o algún césped o algún suelo blando? Cuando pisamos sobre suelo blando, vamos mucho más cómodas. El problema es que las plantillas quedan visibles en los tacones o sandalias. Pero tenemos alternativa: Plantillas de silicona. En cualquier tienda encontrarás este tipo de plantillas de almohadillas.  Así evitamos que el pie vaya hacia adelante y quede fijo además de pisar algo más mullido. ¿Qué te parece este consejo para aguantar los tacones ?
Uno de los tantos problemas con los tacones son los apretados zapatos, para evitarlo podemos poner unas bolsas con agua dentro de tu calzado y llevarlo al refrigerador, déjalos que se congelen, posteriormente al retirarlas verás como el hielo expandió tus zapatos. Ahora si podrás usarlos sin que te queden apretados, recuerda que puedes repetir esta técnica si necesitas ancharlos un poco más.
Un problema muy común de los zapatos de tacón recién estrenados es que la suela está tan nueva y pulida que resbala. A la altura del tacón tenemos que añadir los malabares para sujetar bien el pie y evitar caernos. Aquí van dos trucos que se utilizan en los desfiles de moda: Con cuidado, ralla la suela con un cuchillo o rocíala con laca (o las dos cosas). Se acabaron los resbalones, es hora de aguantar los tacones hasta llegar a casa.
Lo mejor para practicar es usarlos en casa, dando pasos firmes y seguros, y hacer algunas tareas cotidianas, y algo que me di cuenta analizando mi paso con tacones altos es que hay que tomar un ritmo (en una caminata larga, en la calle) y no cambiarlo demasiado, también lo último que queremos es que nuestro peso esté mayormente en los talones, que es lo que se cansa más pronto, o sea intenten que la pisada dure más sobre la punta del pie que sobre el talón, y tambien pueden caminar descalzas en puntas de pie en casa… también prueben usar tacos chinos, hay algunos igual de altos y delgados, sólo que tienen mas superficie para distribuir peso y por lo tanto se equilibran mucho más fácil (eso para las que comienzan)
"Los tacones deben ser muy altos para poner la belleza de la mujer en un pedestal", decía Vivienne Westwood. Con una declaración así, ¿cómo nos vamos a resistir? Los zapatos con tacón de aguja son el compañero más fiel de los looks de fiesta. Estilizan, nos elevan el culete como si en los últimos meses nos hubiéramos matado en el gimnasio haciendo sentadillas y nos suben la moral. Nos sentimos más atractivas con ellos a pesar de que sabemos que nuestra relación está más abocada al fracaso que la de 'Romeo y Julieta'.
¿A quién no le gusta pisar la arena o algún césped o algún suelo blando? Cuando pisamos sobre suelo blando, vamos mucho más cómodas. El problema es que las plantillas quedan visibles en los tacones o sandalias. Pero tenemos alternativa: Plantillas de silicona. En cualquier tienda encontrarás este tipo de plantillas de almohadillas.  Así evitamos que el pie vaya hacia adelante y quede fijo además de pisar algo más mullido. ¿Qué te parece este consejo para aguantar los tacones ?
×