“Para evitar o reducir las lesiones, lo más aconsejable sería usar los tacones sólo de manera ocasional y reducir en la medida de lo posible la altura del tacón, ya que cuanto más alto sea, más afectadas se verán la distribución de cargas sobre el pie y la biomecánica del pie y la pierna”, explica la doctora Montse Martínez, vicepresidenta del Colegio de Podólogos de Galicia. Ella también afirma que algunas lesiones podrían prevenirse con “ejercicios que potencien la musculatura de los gemelos y de la zona lumbar para contrarrestar el efecto de los tacones sobre la postura”. Esta experta recomienda “caminar de puntillas o hacer secuencias de flexión y extensión de tobillo”, pero otras disciplinas que ayuden a fortalecer la espalda y las piernas (como el CrossHIIT) también ayudarán.
A todas nos encanta comprar zapatos, pero odiamos estrenarlos por el dolor que nos suelen hacer al principio. Hasta que los zapatos cogen la forma de nuestro pie, suelen hacernos rozaduras, lo que provoca que nos dé pereza ponernos zapatos nuevos, aunque nos encanten. También está el calzado que, aunque no sea de estreno, cuando nos los pusimos por primera vez nos dimos cuenta de que eran incomodí ...
¿Te duelen los pies con solo mirar tus zapatos favoritos? ¿Tus pies se deslizan hacía delante cuando llevas zapatos altos de tacón o hacía fuera con zapatos planos? ¿Estás locamente enamorada de tus sandalias de verano pero son demasiado incómodas para usarlas todo el día? No te dés por vencido porque las siguientes almohadillas harán que tus zapatos sean más cómodos de llevar. 
Este truco seguramente gustara mucho a la comunidad femenina,  especialmente aquellas que no quieren usar tacones altos por que les causa dolor en los pies.  Con el mismo se puede reducir el dolor y entumecimiento en los dedos, y evitar el caminar doloroso con un simple truco. Los tacones altos sin duda se convertirán en tu mejor amigo después de saber esto.

“Antes muerta que sencilla“, aunque coja… La imagen seguro que la recuerdas. Regreso a casa tras una larga jornada con los zapatos en la mano y cuando te quitas los tacones ¡no reconoces tus pies! Hinchados, doloridos, con rozaduras ¡Qué horror! Y te preguntas ¿ha merecido la pena tanto sufrimiento? Pues la respuesta debe ser que sí, porque lo volverás hacer y “lo sabes”
No parece gran cosa pero este simple gesto te ayudará mucho. Evitarás que tus zapatos resbalen, adhiriéndote mejor al suelo y librándote de alguna que otra caída. Además, aunque no nos demos cuenta, cuando nuestros zapatos resbalan tendemos a hacer fuerza con los pies para evitar salir volando, lo que al final del día desemboca en un dolor de pies horrible. Además, en este artículo también puedes consultar cómo estirar unos zapatos.
Decía el famoso diseñador Manolo Blahnik que los zapatos planos hacen a la mujer caminar como un reno. Con estas declaraciones, cualquiera se replantea su uso. Lo cierto es que –independientemente de quien lo diga– no hay zapato que estilice más la figura y nos haga vernos todavía más hermosas que unos buenos tacones. Y a mayor altura, mayor deseo de poseerlos nos invade. Pero todo lo positivo que guarda lucir unos stilettos de vértigo es equiparable al dolor y a la incomodidad que provoca en nuestros pies. De ahí el amor-odio que sentimos por el mejor compañero de nuestros looks de fiesta: los zapatos de tacón para pisar con fuerza.
"Los tacones deben ser muy altos para poner la belleza de la mujer en un pedestal", decía Vivienne Westwood. Con una declaración así, ¿cómo nos vamos a resistir? Los zapatos con tacón de aguja son el compañero más fiel de los looks de fiesta. Estilizan, nos elevan el culete como si en los últimos meses nos hubiéramos matado en el gimnasio haciendo sentadillas y nos suben la moral. Nos sentimos más atractivas con ellos a pesar de que sabemos que nuestra relación está más abocada al fracaso que la de 'Romeo y Julieta'.

Es fundamental elegir el número adecuado al comprar cualquier tipo de calzado, pero la tarea se hace imprescindible cuando se trata de los modelos de tacón. Si el zapato te queda un poco grande, el pie se deslizará hacia delante, provocando presión y dolor sobre los dedos del pie (con ampolla incluida). En el caso de las sandalias, es conveniente que lleven algún tipo de sujeción (por ejemplo, pulsera en el tobillo).
1. Prepárate y prepara los zapatos. Si ya tienes tus tacones de fiesta listos úsalos en casa por unas horas o minutos días antes de la fiesta para acostumbrarte a ellos y para poder identificar si hay algo que te molesta, por ejemplo te irrita el talón, se deslizan, tu pie se desliza en ellos etc. Si identificas algún problema especifico puedes tratar de corregirlo.
Principio de confidencialidad:  Todas las personas que intervengan en el Tratamiento de Datos Personales están obligadas a garantizar la reserva de la información, inclusive después de finalizada su relación con alguna de las labores que comprende el tratamiento, pudiendo sólo realizar suministro o comunicación de datos personales cuando ello corresponda al desarrollo de las actividades expresamente autorizadas en la Ley.
5. Personaliza tus zapatos: ¿cómo crees que Kate Middleton usa tacones todo el día? La Duquesa personaliza sus zapatos y confía a fe ciega en una panti medias con base acolchonada para poder sentirse cómoda y estable. Tú también puedes personalizar tu calzado y hacer que este sea más cómodo y que proteja tu pie al mismo tiempo. Los cojines y plantillas harán el trabajo por mucho menos, mientras que las almohadillas de gel, por ejemplo, no absorben los olores como las de tela tradicionales. Estas duran más y son lavables y reutilizables. "También hay algunos cojines de gel de silicona realmente excelentes que se adhieren a los pies en lugar de al interior de los zapatos", sugirió el Dr. Sutera.
A no todas las mujeres les sientan bien los mismos zapatos, por lo que es necesario que tengas en cuenta cuáles son mejores para ti y con cuáles te sientes más cómoda al caminar con tacones. De esta manera, si sabes escoger los zapatos que te sientan bien y que además te hacen sentir bien, podrás acabar la noche sin ampollas en tus pies y sin tener que llevar los zapatos planos en el bolso.
Sin importar la rutina de nuestros días, siempre existirá el momento en el que debemos caminar hacia algún lado. Por eso, si estamos usando los zapatos equivocados podríamos estar pasando nuestro sufriendo de ampollas, cortes o algo peor, como una lesión en el pie o de tobillo, pero esto tiene una solución. Diferentes podólogos han decidido revelar sus 5 consejos para hacer que nuestro calzado sea más cómodo para que lo uses sin problema alguno.
×