2-. Haz trampa. Si el dolor en la planta del pie –mejor conocida como metatarso- es insostenible, entonces amarra con una cinta el tercer y cuarto dedo del pie, contando desde el pulgar. Entre estos dos dedos existe un nervio que se activa cuando se presiona, generando un malestar profundo. Con este truco, le quitarás peso a esta parte del cuerpo, pero lo más recomendable es que si este dolor es muy fuerte, mejor optes por plataformas.
Cuando colocas uno de estos en tus zapatos consigues dos cosas: la primera, se acabó el ir resbalándote cuando el pie suda, lo que es una sensación horrorosa y, además, sabemos que los demás lo notan, que es peor aún. Y lo segundo, evitarás malos olores en el zapato ya que el olor se impregnará en el salvaslip, de este modo solo tendrás que llegar a casa y tirarlo y tu calzado estará como nuevo.
Para evitar el dolor en la planta del pie causado por los tacones altos, une los dedos corazón y anular con un poco de esparadrapo. ¿Por qué? Hay un nervio que se divide en dos entre los dedos de los pies y que provoca dolor cuando se ejerce presión sobre él (como el peso del cuerpo cuando caminamos con zapatos de tacón alto, por ejemplo). Al juntar estos dos dedos se elimina la tensión del nervio, lo que permite una mayor comodidad… Y bailar toda la noche.
A todas nos encantan los tacones. Estilizan la silueta, las piernas parecen kilométricas y crean los mejores outfits. Pero a ninguna nos gusta andar con ellos (ni a las celebrities, lo que demuestran sus caídas más memorables). Pero no te preocupes, si tienes en cuenta nuestros trucos, aprenderás a caminar con tacones altos en tiempo récord. Solo necesitarás un poco de práctica, así que toma nota y súbete a las alturas con los tacones más fashion de esta primavera 2018. 

He encontrado otro vídeo que también está muy bien para aprender a caminar con tacones gracias al canal de Youtube de What the Chic  donde podrás encontrar muchos consejos sobre belleza y moda. En el vídeo que te muestro a continuación podrás aprender a caminar con tacones ya que la protagonista del vídeo te explica cómo hacerlo y además te enseña algunos consejos prácticos para que lo hagas en tu hogar desde hoy mismo. ¡No pierdas detalle!

Una colección de modelos urbanos y elegantes que se apoyan sobre un tacón actual de estilo actual y altura contenida, y como novedad plantilla extraíble lo que es toda una novedad en zapatos de esta altura, pensados para una mujer sofisticada y moderna que necesita un calzado de uso diario, que estilice sus pies y no produzca fatiga. Todos ellos están fabricados con materiales de primera calidad.
Son muy bonitas y quedan muy bien con todo, pero hay algunas que tienen unas tiras que nos matan cada vez que nos las ponemos. Como sabemos que harías cualquier cosa antes que dejar de utilizar tus cuñas, te mostramos una idea para que no te vuelvan a doler y no te destroces el pie. Compra unas almohadillas y pégalas en el interior de las bandas, acolcharán tus pies y ya no irán haciéndote rozadura con cada paso que des.
1. Aflójalos antes de viajar con ellos: "no esperes hasta que estés de vacaciones para usar tus zapatos nuevos. No es una buena idea usar sus propios pies para desgastar los zapatos si los llevas por primera vez. Esto puede causar cortes, ampollas y dolor ", explicó la Dra. Jacqueline Sutera. En su lugar, trata de usar tus zapatos nuevos por un par de horas dentro de casa y puedes usar un poco de relleno para aliviar los puntos apretados. De esta manera, para cuando tus vacaciones lleguen, tus zapatos se habrán aflojado un poco y tus pies te lo agradecerán.
La suerte nos acompaña estas últimas temporadas en las que se llevan los tacones gruesos, ya que al tener una base mucho más ancha reparten mejor el peso y resulta más fácil caminar con ellos. Si a esto le sumamos una plataforma delantera, el resultado será una comodidad parecida a la de las zapatillas del gimnasio (esta última frase repítela como un mantra, el poder de tu mente es infinito).
Cuando colocas uno de estos en tus zapatos consigues dos cosas: la primera, se acabó el ir resbalándote cuando el pie suda, lo que es una sensación horrorosa y, además, sabemos que los demás lo notan, que es peor aún. Y lo segundo, evitarás malos olores en el zapato ya que el olor se impregnará en el salvaslip, de este modo solo tendrás que llegar a casa y tirarlo y tu calzado estará como nuevo.
Truco: llena con agua dos bolsas de plástico pequeñas (por ejemplo las específicas para congelados), ponlas dentro de los zapatos y guárdalos en el congelador. El tamaño de las bolsas aumentará cuando el agua se solidifique y los zapatos cederán. Además, al ponértelos su forma se irá adaptando a la de tu pie (con el plus del efecto frío para mejorar la circulación). Otra variante es sustituir las bolsas de agua por papel de periódico.
Sabemos que por más que te duelan los pies, jamás reemplazarás tus preciados tacones por unas flats. Es verdad que la mujeres tenemos una severa adicción por los zapatos, pero también es verdad que después de poco tempo de ponernos los tacones, tenemos dolores insoportables en los pies. Como sabemos que no estás dispuesta a renunciar a ellos, checa estos tips para hacer que los momentos con tus tacones sean menos dolorosos. 
¿Por qué es importante tener en cuenta los consejos de los especialistas? En primer lugar, porque caminar sobre tacones desplaza el cuerpo hacia delante y modifica su centro de gravedad. Además, a medida que la altura incrementa, lo hace la presión sobre la zona delantera del pie y los dedos. Ya advertía Christian Louboutin que los tacones “son un doloroso placer", pero los médicos alertan de sus consecuencias, más allá del dolor (que no es poco).  "Los tacones altos y estrechos provocan inestabilidad y pueden acabar afectando a la columna vertebral”, afirma el doctor Borja Pérez Serrano, presidente del Colegio de Podólogos de Galicia. “Una de las consecuencias más graves de este tipo de zapatos que, además suelen ser estrechos en su parte delantera, son los daños en el hueso del talón, el llamado talón de Aquiles”, explica. 
5. Asegúrate de que son de tu talla. Porque a veces no lo son, porque nos hemos enamorado de ellos y estaba agotado nuestro número, porque del uso han cedido y nos sobra un poco, o porque a la hora de la verdad resulta que el pie se resbala. Y todo esto al final se traduce en una forma de caminar menos natural y en que las probabilidades de acabar con un dolor de pies importante aumentan significativamente. En estos casos, busca un buen especialista en calzado que ayude a que la relación entre tus sandalias favoritas y tú perdure en el tiempo. 
13. Designación. DAFITI designa al departamento de servicio al cliente o quien haga sus veces, para cumplir con la función de protección de Datos Personales, así como para dar trámite a las solicitudes de los Titulares, para el ejercicio de los derechos de acceso, consulta, rectificación, actualización, supresión y revocatoria a que se refiere la Ley 1581 de 2012, el Decreto 1377 de 2013 y la Política de Tratamiento de Datos Personales DAFITI.
×