Pues bien, en Grazia hemos decidido ejercer de hadas madrinas y echarte un cable para consigas bailar hasta el amanecer. ¡Pero tranquila!, que las nuestras son soluciones que no implican pasar por quirófano. Esta vez hemos preferido preguntar trucos y secretos a las expertas en la materia: las shoe addicts que pasan muchas horas sobre ellos. Toma nota… ¡y a danzar!
  La forma del tacón: Los que más nos gustan son los tacones de aguja, pero no son los más estables. Y si bien los tacones de aguja no pasan de moda, las nuevas tendencias existen y a veces hacen un "guiño" a nuestros pies. Los tacones gruesos y cuadrados son una de las tendencias de la temporada. Súmate a esta nueva moda y disfruta de unos tacones con los que ganarás más estabilidad y estarás mucho más cómoda.
Hola chicas! estuve lleyendo todos los comentarios, por ahi hay uno q dice que son estupidas las que no saben caminar con tacos, solo para aclarar, mas estupida es la que cree que el taco mas alto es el que mide tu inteligencia, por ejemplo yo tengo 21 anhos soy ingeniera electronica y NO SE USAR TACOS!!!!!….es decir, un cosa no tiene nada que ver con la otra!….y siempre lo he intentado desde los 12 o 13 pero mi gran problema es que tengo pies planos!….y es de lo peor para una mujer…ya se imaginaran que me canso demasiado rapido, inclusive cuando camino con zapatillas me sigo cansando!….me duele la espalda, y obvio que los pies….he intentado los zapatos especiales y todo eso, pero nada parece solucionarlo, y otra cosa es soy pequenha (1.60m) y como que siento la necesidad de usar zapatos alto…con los zapatos que mejor me llevo son los de plataforma, pero bajas…sin embargo no creo q vayan bien con un lindo vestido formal, por ejemplo….si por ahi alguien sabe de algun truquito se lo agradeceria bastante…besos
1. Camina dando pequeños pasos y apoyando primero el talón y luego los dedos. Parece obvio (y lo es), pero uno de los errores que contribuye a que los tacones nos resulten incómodos es que, a veces, tenemos tendencia a caminar como si lo hiciéramos con bailarinas. Si sigues la pauta adecuada, conseguirás también mantener el equilibrio y la postura correcta.
Si, a pesar de todo, tus pies se resisten a aguantar los tacones, la cirugía también ha encontrado un posible remedio. Menos casero y más extremista que los anteriores, es el injerto de grasa en el talón, procedente de otra zona del cuerpo como el vientre o las nalgas. Esta grasa crea un efecto almohadilla en la planta considerablemente duradero. Además, la operación tiene una duración de sólo una hora y se realiza con anestesia local.
Aunque a muchas nos parezcan un refinado instrumento de tortura (nos incluimos en este grupo), las sandalias de tacón alto y tiras finas son una preciosidad que realzan y dan elegancia a cualquier pie. Para ir más cómoda con este tipo de calzado, apuesta por modelos con las tiras un poco más anchas y planas, ya que las que son redondas tipo cordón se clavan en la piel.
"Qué tipazo ¡y vaya culo!", probablemente hayas exclamado al verte en un espejo con las alzas colocadas. Nadie lo discute, con tacones el trasero parece más respingón y durito, y además sacamos pecho. Pero esto ocurre porque al elevarte desde las puntas de los pies la pelvis se ve obligada a inclinarse para que, básicamente, tu cuerpo no caiga en picado contra el suelo. 

También es muy importante que tus zapatos sean de calidad y que no estén flojos. Antes de comprar unos zapatos de tacón deberás asegurarte que el tacón esté fuerte, que tengas un buen respaldo y que el material sea confortable. Pero lo más importante de todo es que sientas que tienes el pie bien sujeto todo el tiempo sin que exista ningún tipo de fricción que pueda causarte heridas. A veces comprar plantillas de gel es una buena idea para poder sentir más comodidad.
Sabemos que los tacones nos estilizan nuestra figura. Son elegantes, muy femeninos y nos quedan de cine. Sin embargo, dependiendo de la altura, pueden llegar a ser insoportables. Por eso, hoy hemos decidido traeros los mejores trucos para aguantar esos tacones que tanto se nos resisten y no morir en el intento. 1. Muchas veces nos pasa que el pie se nos va hacia delante. Para eso, existen unas pl ...
– Tacón bajo para bailes latinos o de práctica: Si no estás acostumbrada a los tacones, si estás comenzando, no te agrada llevarle muchos centímetros a tu pareja o simplemente los tacones no son lo tuyo, puedes elegir un tacón de zapato de baile bien bajo, de hasta 5 cm. Este tipo de tacón suele llamarse tipo acampanado o cubano y te ofrece un zapato o sandalia con la máxima superficie de apoyo para el baile latino.

hola chicas soy un artista transformista y la verdad me costaba mucho trabajo caminar con zapatillas del 12 o mas y la verdad si llegan a cansar mucho los pies pero para poderr caminar correctamente apoyen la parte delantera y muevan la cadera hacia el mismo lado que den el paso y los hombros contrarios a la cadera eso se ve super nice y por supuesto mas en ustedes que son mujeres es importante que utilicen tacones que puedan aguantar su peso y no les duelan tanto los pies despues estirar las rodillas y la espalda es practica chicas no es nada mas¡¡¡¡¡
Son muy bonitas y quedan muy bien con todo, pero hay algunas que tienen unas tiras que nos matan cada vez que nos las ponemos. Como sabemos que harías cualquier cosa antes que dejar de utilizar tus cuñas, te mostramos una idea para que no te vuelvan a doler y no te destroces el pie. Compra unas almohadillas y pégalas en el interior de las bandas, acolcharán tus pies y ya no irán haciéndote rozadura con cada paso que des.
Al caminar con tacones la figura femenina realza sus atributos. Se dibujan con gracia y sutileza, se contonean las curvas con cada paso que das. Se supone que estas características se destacan aún más con el uso de zapatos con tacones altos, ¿pero realmente estamos logrando el objetivo de estilizar y destacar nuestros atributos al caminar? No es fácil hacerlo de la forma adecuada, un paso en falso ...
A la hora de buscar estilo y elegancia, no hay nada mejor que un magnífico par de zapatos de tacón alto. Aunque los tacones hacen que tus piernas se vean más largas y tu cuerpo se vea más delgado, también son dolorosos y más aún si no estás muy acostumbrada a llevarlos. Descubre algunas de las maneras simples de hacer tus zapatos de tacón más cómodos y así hacer tu día mucho más agradable.
Como alternativa extrema siempre queda la cirugía. Estamos ante el truco menos recomendable, pero lo cierto es que existe un tipo de operación en la que se inserta grasa en el talón del pie (que se extrae de otras zonas del cuerpo como el vientre) y que hace un ‘efecto almohadilla’ permanente (al menos hasta que la grasa sea absorbida por el cuerpo y sea necesaria una nueva intervención). Este tratamiento quirúrgico se realiza en una hora y solo precisa de anestesia local.

Tras el uso de unos zapatos de tacón, también hay ciertos ejercicios que aliviarán las molestias y reducirán el efecto que puedan tener a medio plazo. Por ejemplo, masajear la planta del pie con una pelota para "descomprimir la fascia plantar (una banda elástica que tenemos en la planta del pie) y aliviar así la presión, o realizar estiramientos de los gemelos y de la zona lumbar". Entre estos consejos de los expertos también hay hueco para una medida tradicional: los baños con agua caliente y agua fría. “El contraste de temperaturas nos ayudará a reducir la inflamación después de llevar tacones”, afirma Montse Martínez antes de recomendar, también, olvidarnos de los zapatos altos durante unos días. “Un calzado ancho, con no más de dos o tres centímetros de tacón y una buena mortiguación en la suela" será, según ella, una mejor opción.
Muchas veces tengo la sensación de que por el echo de ser bajita o llamémoslo talla petite estoy condenada a llevar tacones de por vida, a sufrir de vez en cuando de esos interminables dolores de pies y de lo que es peor, seguir pareciendo bajita igualmente. Si alguna vez te has sentido así, esta claro que por más que quieras la altura no la vas a cambiar, es la que tienes. Pero podemos sacarn ...
Llevar zapatos de tacón puede llegar a ser doloroso. Todas lo sabemos, pero no queremos dejar de llevarlos. Según los expertos, la altura perfecta es de 3,5 cm, así que intenta apostar por unos botines de lo más fashion antes de hacerte con unos stilettos. Sin embargo, si tienes que optar por unos tacones, olvídate de los que miden más de 10 cm. Los zapatos que superan esta altura causan inestabilidad en el tobillo y pueden dañar tus pies. 
Truco: llena con agua dos bolsas de plástico pequeñas (por ejemplo las específicas para congelados), ponlas dentro de los zapatos y guárdalos en el congelador. El tamaño de las bolsas aumentará cuando el agua se solidifique y los zapatos cederán. Además, al ponértelos su forma se irá adaptando a la de tu pie (con el plus del efecto frío para mejorar la circulación). Otra variante es sustituir las bolsas de agua por papel de periódico.
Cuida la amortiguación . Si vas a pasar mucho tiempo usando taco alto, sea caminando o estando de pie, considera usar almohadillas metatarsianas de silicona o de gel, las cuales están hechas especialmente para el pie. Así amortiguarás la presión en la punta del pie, evitando dolor. También puedes colocar plantillas para amortiguar presión en la planta del pie o elegir modelos plataforma.

Tus pasos deben sentirse como un balanceo ligero. Teniendo en cuenta que al usar tacos tus pies no forman un ángulo de 90º con tus tobillos, cambiar tu forma de andar le ayudará a tu cuerpo a reajustar el centro de gravedad de tu cuerpo y encontrar equilibrio. No vas a sentir que caminas sobre nubes pero al menos te ayudará a soportar mejor los tacos.
No parece gran cosa pero este simple gesto te ayudará mucho. Evitarás que tus zapatos resbalen, adhiriéndote mejor al suelo y librándote de alguna que otra caída. Además, aunque no nos demos cuenta, cuando nuestros zapatos resbalan tendemos a hacer fuerza con los pies para evitar salir volando, lo que al final del día desemboca en un dolor de pies horrible. Además, en este artículo también puedes consultar cómo estirar unos zapatos.

En el supermercado la gente me miraba raro y confieso que me reía por dentro porque cargar bolsas con tacones es algo que no se ve todos los días. Tres horas más tarde volví a casa y no me dolían los pies. Casi no daba crédito a lo que sucedía y pensé que tal vez era porque esos zapatos siempre fueron cómodos, dentro de lo cómodo que puede ser un stiletto (aclaro que elegí este modelo de zapatos porque son los más incómodos y difíciles de caminar de todos).
Dato sensible: Se entiende por datos sensibles aquellos que afectan la intimidad del Titular o cuyo uso indebido puede generar su discriminación, tales como aquellos que revelen el origen racial o étnico, la orientación política, las convicciones religiosas o filosóficas, la pertenencia a sindicatos, organizaciones sociales, de derechos humanos o que promueva intereses de cualquier partido político o que garanticen los derechos y garantías de partidos políticos de oposición, así como los datos relativos a la salud, a la vida sexual, y los datos biométricos.
A veces cometemos el error de comprar el zapato un poquito más grande pensando que evitaremos rozaduras, pero nada más lejos de la realidad. Lo único que conseguirás será que el pie resbale hacia delante, con lo que el peso recaerá sobre los dedos, irás incómoda y no habrás evitado el riesgo de rozaduras. Compra siempre tu talla para poder ir cómoda y evitar problemas.
"Los tacones deben ser muy altos para poner la belleza de la mujer en un pedestal", decía Vivienne Westwood. Con una declaración así, ¿cómo nos vamos a resistir? Los zapatos con tacón de aguja son el compañero más fiel de los looks de fiesta. Estilizan, nos elevan el culete como si en los últimos meses nos hubiéramos matado en el gimnasio haciendo sentadillas y nos suben la moral. Nos sentimos más atractivas con ellos a pesar de que sabemos que nuestra relación está más abocada al fracaso que la de 'Romeo y Julieta'.
×