Unos zapatos de tacón alto pueden hacer mucho por nuestras piernas: parecen más largas y tonificadas y, como resultado, la silueta se estiliza. Vamos, que conseguimos en un momento una versión 2.0 de nosotras mismas. Pero… como en todo, no hay premio sin sacrificio: después de unas horas subidas a los tacones podemos dejar de sentir los pies (literalmente). ¿Se puede llevar tacones sin dolor? La respuesta es sí. En nuestra galería de imágenes puedes encontrar los modelos de zapatos y tacón más cómodos, pero toma nota también de estos trucos para elegir y llevar zapatos de tacón sin dolor y con estilo:
Sin importar la rutina de nuestros días, siempre existirá el momento en el que debemos caminar hacia algún lado. Por eso, si estamos usando los zapatos equivocados podríamos estar pasando nuestro sufriendo de ampollas, cortes o algo peor, como una lesión en el pie o de tobillo, pero esto tiene una solución. Diferentes podólogos han decidido revelar sus 5 consejos para hacer que nuestro calzado sea más cómodo para que lo uses sin problema alguno.
No necesitas ser fan del programa Next Top Model para saber que Tyra Banks sabe cómo caminar con tacos. Algunas de las reglas que usa son: recuerda que no estás en ropa deportiva y que tu postura es esencial para agregarle fluidez a tu caminar. La forma correcta requiere que tengas la columna y la cabeza rectas, como si pendieras de una cuerda. Al caminar usa tus caderas para desplazar y elevar tus piernas hacia el centro con cada paso que das.
½ suela: hechas de piel de oveja curtida dan sujeción al pie son ideales para ajustar el pie al zapato.  La capa inferior esta hecha de latex para ofrecer una mejor comodidad al caminar y absorben los olores. Vienen en diferentes tamaños de zapatos, solicítala en MISTER MINIT y nuestros profesionales en tienda le aconsejaran sobre las diferentes opciones.

Hols chicas, yo también tuve ese problema después del embarazo. Pero como realmente quería usar tacones. Ya que soy algo bajita opte por unas zapatillas tipo botínes, que me aseguran hasta el tobillo. No se imaginan que bien se siente caminar con estos tipos de zapatos, brindan demasiada seguridad, hasta puedo correr. Así que busquen amigaá y van a notar el cambio. Un saludos a todos desde chiápas mexico. Suerte
Entonces decidí ir más allá y tomé en mis manos otros stilettos, esta vez nuevos. Era noche de chicas y empezaba temprano con la apertura de una muestra de arte, después tragos y la inevitable comida donde nos contamos todo lo que pasó mientras no nos vimos. Después tardamos un rato largo en conseguir taxis, así que caminamos varias cuadras y yo feliz con mis zapatos nuevos que no dolían. Ese día no tuve más remedio que creer en la magia.
Tienes una silueta increíble, pero “a costa de cargar de presión toda la región lumbar de la columna vertebral, así como los músculos encargados de estabilizarla”, explica en 'Women's Health' el quiropráctico neoyorquino Todd Sinett, quien advierte que algunas mujeres incluso pueden experimentar algo conocido como espondilolistesis, que ocurre cuando una vértebra se desliza hacia adelante sobre otra.

Al día siguiente, sí, al día siguiente estaba tan envalentonada y decidí pasar el día con esos tacones. Esta iba a ser la prueba de fuego. Todavía no había llegado el frío entonces fue una experiencia de lo más placentera. Hice todos los trámites del día caminando. Siempre los hago caminando, pero ni en un millón de años se me hubiese ocurrido hacerlos subida a mis taconcitos.

×