Pongámonos en situación. Ya has seguido todos los trucos y consejos anteriores y te subes al tacón con la idea de estar unas cuantas horas con ellos. En ese caso, intenta no parar. No hay nada peor que estar parada con unos zapatos altos que no se aguantan. Ve descargando el peso alternativamente sobre uno u otro pie. Y si no hay más remedio que estar parada, intenta al menos que el peso de tu cuerpo recaiga en lo posible en la zona de los tacones.
Para evitar el dolor en la planta del pie causado por los tacones altos, une los dedos corazón y anular con un poco de esparadrapo. ¿Por qué? Hay un nervio que se divide en dos entre los dedos de los pies y que provoca dolor cuando se ejerce presión sobre él (como el peso del cuerpo cuando caminamos con zapatos de tacón alto, por ejemplo). Al juntar estos dos dedos se elimina la tensión del nervio, lo que permite una mayor comodidad… Y bailar toda la noche.
Ya lo decía Christian Louboutin, “los tacones son un doloroso placer”. Aunque los pies no estén genéticamente diseñados para caminar sobre zapatos altos y la mayor parte de las veces su uso produce nocivas consecuencias (dolor, hinchazón, ampollas o rozaduras), lo cierto es que miles de mujeres (incluso hombres) a lo largo y ancho del globo terráqueo luchan a diario con tacones de vértigo. Por suerte, existen una serie de consejos y trucos que ayudan a disminuir la incomodidad de subirse a las alturas:
Sin importar la rutina de nuestros días, siempre existirá el momento en el que debemos caminar hacia algún lado. Por eso, si estamos usando los zapatos equivocados podríamos estar pasando nuestro sufriendo de ampollas, cortes o algo peor, como una lesión en el pie o de tobillo, pero esto tiene una solución. Diferentes podólogos han decidido revelar sus 5 consejos para hacer que nuestro calzado sea más cómodo para que lo uses sin problema alguno. 

Cuando se asiste a un evento como es una boda se ha ir con las mejores galas y lucir un look espectacular. El zapato de tacón es la opción deseada para vestir los pies en estas ocasiones. Sin embargo, a veces tendemos a dudar y pensamos en renunciar a ponernos algunos tacones por las molestias que éstos puedan ocasionar al llevarlos puestos durante un tiempo prolongado.
A todas nos encanta comprar zapatos, pero odiamos estrenarlos por el dolor que nos suelen hacer al principio. Hasta que los zapatos cogen la forma de nuestro pie, suelen hacernos rozaduras, lo que provoca que nos dé pereza ponernos zapatos nuevos, aunque nos encanten. También está el calzado que, aunque no sea de estreno, cuando nos los pusimos por primera vez nos dimos cuenta de que eran incomodí ...
Después de leer este artículo con todos estos consejos y de haber visualizado los dos vídeos que he escogido para ti, estoy segura que podrás conseguir caminar con tacones altos como si fueses toda una profesional experimentada con tacones. Estoy segura que podrás disfrutar de tus tacones y sobre todo, de tu estilo único y personal. ¿Ya sabes qué zapatos de tacón te quieres poner hoy?

Para evitar el dolor en la planta del pie causado por los tacones altos, une los dedos corazón y anular con un poco de esparadrapo. ¿Por qué? Hay un nervio que se divide en dos entre los dedos de los pies y que provoca dolor cuando se ejerce presión sobre él (como el peso del cuerpo cuando caminamos con zapatos de tacón alto, por ejemplo). Al juntar estos dos dedos se elimina la tensión del nervio, lo que permite una mayor comodidad… Y bailar toda la noche.


Este truco servirá para aliviar el dolor que se produce en el metatarso cuando utilizas tacones altos. El truco es muy sencillo, pero tiene una explicación científica. Al parecer existe un nervio que se divide en dos justo entre los dos dedos que ves en la foto, y el cual causa dolor cuando se ejerce presión por causa de los tacones altos. Cuando juntas los dedos con una bendita o cinta, quitas presión sobre el nervio y así evitas el dolor al caminar.
2-. Haz trampa. Si el dolor en la planta del pie –mejor conocida como metatarso- es insostenible, entonces amarra con una cinta el tercer y cuarto dedo del pie, contando desde el pulgar. Entre estos dos dedos existe un nervio que se activa cuando se presiona, generando un malestar profundo. Con este truco, le quitarás peso a esta parte del cuerpo, pero lo más recomendable es que si este dolor es muy fuerte, mejor optes por plataformas. 

Aunque a muchas nos parezcan un refinado instrumento de tortura (nos incluimos en este grupo), las sandalias de tacón alto y tiras finas son una preciosidad que realzan y dan elegancia a cualquier pie. Para ir más cómoda con este tipo de calzado, apuesta por modelos con las tiras un poco más anchas y planas, ya que las que son redondas tipo cordón se clavan en la piel.
Ohmymag es una marca de Groupe Cerise, filial del grupo Prisma Média. La información recogida se somete a un tratamiento informático con fines de suscripción a nuestros servicios de prensa online, fidelización y prospección comercial. Según la ley de protección de datos francesa, “Informatique et Libertés”, modificada el 6 de enero de 1978, tiene derecho al acceso, modificación, corrección, eliminación y oposición al tratamiento de la información que le pertenezca. Para ejercer ese derecho, debe escribirnos y enviarnos un email a cil@groupeceerise.fr, o una carta a PRISMA MEDIA, Le Correspondant Informatique et Libertés, 13, rue Henri Barbusse – 92230 Gennevilliers. Al aceptar estas condiciones, da su consentimiento para que sus datos sean utilizados por colaboradores de Groupe Cerise que pueden encontrarse fuera de la Unión Europea. Normativa de protección de datos. *Información obligatoria para validar tu inscripción
Da lo mismo si son mini, midi o maxi: la longitud del vestido con la que combines las sandalias de tacón alto no tiene límites. No hay ninguna prenda más femenina que el vestido. Está permitido todo lo que combina con los zapatos: vestidos de verano cortos y vaporosos, vestidos largos de noche y vestidos de tubo de lo más ajustado. Solamente existe una norma: cuanto más alto el tacón y más corto el vestido, más espectacular es el look.
×