Uno de los tantos problemas con los tacones son los apretados zapatos, para evitarlo podemos poner unas bolsas con agua dentro de tu calzado y llevarlo al refrigerador, déjalos que se congelen, posteriormente al retirarlas verás como el hielo expandió tus zapatos. Ahora si podrás usarlos sin que te queden apretados, recuerda que puedes repetir esta técnica si necesitas ancharlos un poco más.
hola chicas, tengo 28 años y siempre me han encantado los zapatos altos con todo tipo de tacones, y puedo decirles salvo que tengan problemas en las rodillas o la espalda y les haya dicho un doctor que no deben usar este tipo de zapatos, es solo cuestion de usarlos y acostumbrarse, practiquen en sus casas si no se sienten seguras, por que si es peligroso si no saben usarlos, puede doblarse el pie y terminar lastimadas, considero que los zapatos que adelante tienen un poco de plataforma son mejores por que a si no se esfuerza tanto el pie, los que tienen tira en la parte superior y te abrazan el pie igual son mas seguros para aprender, hay muchos tamaños no tiene que ser necesario que anden con los tacones gigantescos, empiezen con algunos que se sientan seguras, y practiquen mucho, con una linda minifalda hace que las piernas luzcan hermosas, suerte!!
La cantante y modelo australiana Iggy Azalea caminó más de un kilómetro en sus Louboutins pero, ¿te imaginas lo que sería caminar aunque sea un par de cuadras en un zapato así? Es increíble que usemos voluntariamente zapatos que a veces nos dañan tanto que la única solución que nos dejan es poner los pies en agua fría. Y aún así nos es imposible renunciar a los tacos: nos alargan las piernas, hacen que luzcan las pantorrillas y nos dan ese toque de altanería al hacerlos sonar contra una superficie dura.

Truco: llena con agua dos bolsas de plástico pequeñas (por ejemplo las específicas para congelados), ponlas dentro de los zapatos y guárdalos en el congelador. El tamaño de las bolsas aumentará cuando el agua se solidifique y los zapatos cederán. Además, al ponértelos su forma se irá adaptando a la de tu pie (con el plus del efecto frío para mejorar la circulación). Otra variante es sustituir las bolsas de agua por papel de periódico.
Al caminar con tacones la figura femenina realza sus atributos. Se dibujan con gracia y sutileza, se contonean las curvas con cada paso que das. Se supone que estas características se destacan aún más con el uso de zapatos con tacones altos, ¿pero realmente estamos logrando el objetivo de estilizar y destacar nuestros atributos al caminar? No es fácil hacerlo de la forma adecuada, un paso en falso ...
Lo que lees: resulta que de tanto caminar de puntillas, el talón y el tobillo trabajan tan unidos que en pocas ocasiones se extienden completamente en su longitud natural. Vamos, que te estás encogiendo pensando tú que eras la más alta del lugar. Aunque no sea un efecto inmediato, el hecho es que cuando dejas de usar tacones, tus músculos y articulaciones empiezan a desarrollarse en su totalidad y entonces, sí, las piernas se estiran sin necesidad de trucos. 
Es importante que mimes a tus pies antes de someterlos a un uso prolongado de zapatos de tacón, ésto reducirá drásticamente las posibles molestias: un tratamiento exfoliante, masajes relajantes, una pedicura a fondo para evitar las durezas. Todo ello siempre hecho unos días antes, ¡nunca el día del evento! Ello sumado a una correcta hidratación conseguirá que tengas totalmente preparados a tus pies para el uso del tacón.

PARÁGRAFO: Será obligación de DAFITI y en particular del área de marketing llevar registro y tener soporte de todas las autorizaciones emitidas por el Titular o en su defecto del envío de la comunicación a que hace referencia el literal c) del presente artículo. Todos los soportes deberán estar disponibles en todo momento mientras se lleve a cabo el Tratamiento de Datos Personales y cinco (5) años más. Para el almacenamiento DAFITI podrá emplear medios informáticos, electrónicos o cualquier otra tecnología.
A todas nos encantan los tacones. Estilizan la silueta, las piernas parecen kilométricas y crean los mejores outfits. Pero a ninguna nos gusta andar con ellos (ni a las celebrities, lo que demuestran sus caídas más memorables). Pero no te preocupes, si tienes en cuenta nuestros trucos, aprenderás a caminar con tacones altos en tiempo récord. Solo necesitarás un poco de práctica, así que toma nota y súbete a las alturas con los tacones más fashion de esta primavera 2018. 
Para decir lo obvio aquí, pero cuanto más se asciende, el dolor! Los expertos dicen que los talones de una pulgada o dos están muy bien, pero cada vez que van a obtener el dolor en el territorio. Tacones de cuatro pulgadas van a ejercer presión sobre las puntas de los pies y, potencialmente, apretar los dedos de los pies, así que evite el uso de tacones muy altos, si se quiere evitar el dolor!
Aquello de que 'el roce hace el cariño' se convierte en verídico con los tacones. Al principio caminas como un pato mareado y te duelen los gemelos como si no hubiese un mañana. Pero cuando aprendes a dominarlos, te sientes 'sexy', elegante, atractiva y, obviamente, más alta. Por no hablar del poderoso y sonoro 'clac-clac' que marca cada uno de tus pasos. "Aquí estoy yo", parece que sentencian. 

Y es que a la tortura de llevar el pie prácticamente de puntillas se puede sumar la de llevar los dedos apretados debido a la punta estrecha. Esto ocurre sobre todo con los stilettos. Para evitar la doble tortura, busca zapatos de tacón alto que tengan la zona del principio del empeine ligeramente abombada para que haya sitio para todos tus dedos (sí, la mayoría de las mujeres tenemos cinco dedos, aunque muchos fabricantes parecen haberlo olvidado).

  La forma del tacón: Los que más nos gustan son los tacones de aguja, pero no son los más estables. Y si bien los tacones de aguja no pasan de moda, las nuevas tendencias existen y a veces hacen un "guiño" a nuestros pies. Los tacones gruesos y cuadrados son una de las tendencias de la temporada. Súmate a esta nueva moda y disfruta de unos tacones con los que ganarás más estabilidad y estarás mucho más cómoda.


Al día siguiente, sí, al día siguiente estaba tan envalentonada y decidí pasar el día con esos tacones. Esta iba a ser la prueba de fuego. Todavía no había llegado el frío entonces fue una experiencia de lo más placentera. Hice todos los trámites del día caminando. Siempre los hago caminando, pero ni en un millón de años se me hubiese ocurrido hacerlos subida a mis taconcitos.
×