Accesorios Bodas Cabello Cabello largo Capas Colecciones Colores Consejos Cortes de pelo Cómo vestir Dietas Diseño de uñas Día de San Valentín Ejercicios Fiestas Gorditas Manicure Manualidades Maquillaje Maquillaje de ojos Maquillaje para Novias Maquillajes Moda Ojos Ojos marrones Otros Outfits Pareja Paso a paso Peinados Peinados de novia Peinados en capas Peinados recogidos Pelo corto Pelo largo Piel Primavera Salud Trajes Trenzas Tutoriales Uñas Verano Vestidos Zapatos
Claro, cuando vas entaconada te ves las piernas largas y estilizadas. "Vaya tipazo tengo", te dices. Pero, ¡sorpresa!, la realidad es que tus extremidades inferiores crecen cuando te bajas de las alturas. Así lo asegura un estudio publicado en 'The Journal of Applied Physiology', según el cual las personas que usan habitualmente zapatos de tacón, no solo caminan dando pasos más cortos (tanto cuando los llevan puestos como al andar descalzas), sino que tienen los músculos de las pantorrillas más cortos de lo normal. 
Este simple pero efectivo truco sirve para aliviar el dolor que se produce en el metatarso. Hay un principio biológico que explica eso.  Existe un nervio que se divide en dos justo entre esos dedos del pie, el cual, causa dolor cuando hay presión por causa de los tacos altos. Gracias a la acción de juntar los dedos quitas presión sobre el nervio, evitando el dolor que esta produce.
¿A quién no le gusta pisar la arena o algún césped o algún suelo blando? Cuando pisamos sobre suelo blando, vamos mucho más cómodas. El problema es que las plantillas quedan visibles en los tacones o sandalias. Pero tenemos alternativa: Plantillas de silicona. En cualquier tienda encontrarás este tipo de plantillas de almohadillas.  Así evitamos que el pie vaya hacia adelante y quede fijo además de pisar algo más mullido. ¿Qué te parece este consejo para aguantar los tacones ?
¿Por qué es importante tener en cuenta los consejos de los especialistas? En primer lugar, porque caminar sobre tacones desplaza el cuerpo hacia delante y modifica su centro de gravedad. Además, a medida que la altura incrementa, lo hace la presión sobre la zona delantera del pie y los dedos. Ya advertía Christian Louboutin que los tacones “son un doloroso placer", pero los médicos alertan de sus consecuencias, más allá del dolor (que no es poco).  "Los tacones altos y estrechos provocan inestabilidad y pueden acabar afectando a la columna vertebral”, afirma el doctor Borja Pérez Serrano, presidente del Colegio de Podólogos de Galicia. “Una de las consecuencias más graves de este tipo de zapatos que, además suelen ser estrechos en su parte delantera, son los daños en el hueso del talón, el llamado talón de Aquiles”, explica. 
Siempre hay una fiesta o una ocasión especial que nos permite llevar tacones, aunque no aguantemos el dolor de pies. Estas molestias podrían ser causadas por enfermedades, deformidades o, simplemente, por usar un calzado que no es para ti. Incluso, puede ser generado por un virus, hongo o bacteria, sin la necesidad que el tipo de zapato que usemos influya.
PARÁGRAFO: Será obligación de DAFITI y en particular del área de marketing llevar registro y tener soporte de todas las autorizaciones emitidas por el Titular o en su defecto del envío de la comunicación a que hace referencia el literal c) del presente artículo. Todos los soportes deberán estar disponibles en todo momento mientras se lleve a cabo el Tratamiento de Datos Personales y cinco (5) años más. Para el almacenamiento DAFITI podrá emplear medios informáticos, electrónicos o cualquier otra tecnología.
Si estás dispuesta a sacrificar un poquito de altura por la oportunidad de caminar con soltura, te recomendamos la posibilidad de acortar un poco el taco. Por unos 15 dólares las zapaterías especializadas en Nueva York pueden cortar una porción de la punta. Según uno de los dueños de estas tiendas, Steve, lo máximo que sacan es “una pulgada”. Más allá de eso te haría notar la diferencia al caminar.
Como alternativa extrema siempre queda la cirugía. Estamos ante el truco menos recomendable, pero lo cierto es que existe un tipo de operación en la que se inserta grasa en el talón del pie (que se extrae de otras zonas del cuerpo como el vientre) y que hace un ‘efecto almohadilla’ permanente (al menos hasta que la grasa sea absorbida por el cuerpo y sea necesaria una nueva intervención). Este tratamiento quirúrgico se realiza en una hora y solo precisa de anestesia local.
×