Los calzados son una pieza fundamental en nuestra indumentaria cotidiana, a menudo gastamos una cantidad ingente de dinero en obtener algún estilo de zapato o zapatilla que están a la moda ya sea por tendencia actual o impuesta por alguna figura famosa. Pero muy a menudo nos olvidamos de una cosa muy importante, la comodidad. Si te gusta estar a la moda, de seguro habrás escuchado el lema “ para lucir hay que sufrir” pero en el caso del calzado puede ser un poco extremo, ya que todos sabemos lo que pasa cuando debemos permanecer largas horas en algún evento con un calzado inadecuado, una verdadera tortura. Otro aspecto aparte de la comodidad que hay que tener en cuenta en el tema del calzado, es como sacarle el mejor partido posible, con esto nos referimos a utilizar algunos métodos y trucos para hacer de su vida mas longeva para así poder disfrutarlos mas y no entrar en un círculo constante de gasto.
Usted puede odiar la idea de dañar deliberadamente sus nuevos zapatos hermosos, pero si tiene un desliz y tuerce el tobillo en ellos, entonces va a doler. Antes de salir, raspar el fondo de los nuevos zapatos de ellos raspando por una acera o tomar un poco de papel de lija para las plantas. Esto ayudará a que deje de resbalar en superficies lisas o pulidas.
Caminar con tacones también endurece tus tendones de Aquiles, que anclan los músculos de la pantorrilla a tus talones, haciendo que sus pantorillas se contraigan. Si has llevado tacos altos por períodos prolongados, es posible que tengas problemas para caminar naturalmente una vez que te lo dejas de usar. (Se puede trabajar para compensar esta rigidez flexionando los pies descalzos--varias veces a lo largo del día).
Yo tengo 22 y no sé caminar con tacones altos, sólo con bajitos como del 5 o 6, y de tacón corrido pues como del 10, pero yo AMO los zapatos y más los altos pero no estoy acostumbrada y me cuesta trabajo usar zapatillas de tacón del 10 o 12 :S y me gustaría aprender, y no verme como gato espinado cuando camino, hace poco me compré unos del tacón 11 y me duele un poco el tobillo izquierdo y en realidad me cuesta trabajo usarlos, no puedo caminarlos :$ quisiera saber algún truco. Gracias 🙂
Cuando se asiste a un evento como es una boda se ha ir con las mejores galas y lucir un look espectacular. El zapato de tacón es la opción deseada para vestir los pies en estas ocasiones. Sin embargo, a veces tendemos a dudar y pensamos en renunciar a ponernos algunos tacones por las molestias que éstos puedan ocasionar al llevarlos puestos durante un tiempo prolongado.
Molestias leves o severas en los pies como hinchazón, callos o durezas, problemas más serios en los huesos como juanetes o dedos en garra, esguinces o incluso dolor de espalda son algunas de los riesgos que los taconazos tienen para la salud. Por supuesto, la única forma de evitar completamente los peligros es no abusar de los stilettos, pero los expertos recomiendan cómo deberían ser unos zapatos altos para minimizar los daños. “El tacón debe tener, como máximo, cinco centímetros y ha de ser ancho y preferiblemente de cuña”, recomienda el podólogo. Una suela de goma con amortiguación suficiente para reducir la agresión del impacto también es requisito en estos tacones con aval médico.
Os recomiendo que agais caso al video son pasos basicos para evitar andra torpente con los tacones, pero aun así, llevarlos todo el tiempo que podais dentro de casa y las primeras veces que os lo pongais, intentad no andar muy rapido con ellos por las calles, dejad eso para cuando tengais experiencia. Tambien os recomiendo ottra cosa, mientras esteis en casa, practicad con los tacones mas altos que tengais, y así cuando salgais a la calle con unos muxo mas pekeños os resultará mas facil.
Es muy importante que cuando estés andando con zapatos de tacón tengas en cuenta la superficie, porque incluso las modelos más experimentadas en zapatos de tacón altos pueden tener dificultades cuando caminan en superficies complicadas. Si notas que la superficie es resbaladiza es mejor que te asegures que estás pisando zonas estables… o que te quites los zapatos hasta pasar esa zona peligrosa de una caída.
Al día siguiente, sí, al día siguiente estaba tan envalentonada y decidí pasar el día con esos tacones. Esta iba a ser la prueba de fuego. Todavía no había llegado el frío entonces fue una experiencia de lo más placentera. Hice todos los trámites del día caminando. Siempre los hago caminando, pero ni en un millón de años se me hubiese ocurrido hacerlos subida a mis taconcitos.
×