hola chicas, tengo 28 años y siempre me han encantado los zapatos altos con todo tipo de tacones, y puedo decirles salvo que tengan problemas en las rodillas o la espalda y les haya dicho un doctor que no deben usar este tipo de zapatos, es solo cuestion de usarlos y acostumbrarse, practiquen en sus casas si no se sienten seguras, por que si es peligroso si no saben usarlos, puede doblarse el pie y terminar lastimadas, considero que los zapatos que adelante tienen un poco de plataforma son mejores por que a si no se esfuerza tanto el pie, los que tienen tira en la parte superior y te abrazan el pie igual son mas seguros para aprender, hay muchos tamaños no tiene que ser necesario que anden con los tacones gigantescos, empiezen con algunos que se sientan seguras, y practiquen mucho, con una linda minifalda hace que las piernas luzcan hermosas, suerte!!
Si tus zapatos de tacón son de lo más alto, apuesta por las plantillas y almohadillas especiales de silicona que se colocan en una de las partes del zapato y alivian las molestias provocadas por los tacones. Recuerda que unos tacones con plataforma siempre serán más cómodos. Y durante el verano apuesta por unas cuñas o alpargatas de cuña para disfrutar de los días (y noches) sin sufrir. 

Sí, se puede aligerar el procedimiento por el cual se dan de sí los zapatos. Es normal que al principio aprieten un poco (especialmente si son botines), pero tenemos un pequeño truco para que no tengas que sufrir más los primeros días. Colócate unos calcetines gordos, ponte los zapatos y dales con el secador. Conseguirás ablandar el material haciendo que ceda y se amolde a tus pies.
  La altura del tacón: Una de las decisiones más personales que podemos tomar a la hora de elegir unos zapatos. La altura recomendada para que puedas lucirlo durante todo el día sin ninguna queja es 7 centímetros, pero ¡tú decides! Hay mujeres que pueden estar cómodas con tacones de más de 10 centímetros, mientras que hay otras que no pueden pasar de los 3 centímetros. Escoge los zapatos que te hagan sentir cómoda y femenina sin renunciar a unos centímetros de más.
Considera usar un modelo más bajo o más cómodo. Elige un tacón más estable, por ejemplo, plataformas, taco cuña o tacos anchos para darte mayor soporte y distribuir mejor el peso. Evita usar tacones en punta fina si tienes pies o dedos anchos. En su lugar, elige un zapato con punta redonda. También puedes comprar botas o tacones con hebillas a la altura de los tobillos para darte mayor soporte en dicha área.[3]
A veces cometemos el error de comprar el zapato un poquito más grande pensando que evitaremos rozaduras, pero nada más lejos de la realidad. Lo único que conseguirás será que el pie resbale hacia delante, con lo que el peso recaerá sobre los dedos, irás incómoda y no habrás evitado el riesgo de rozaduras. Compra siempre tu talla para poder ir cómoda y evitar problemas.
7.3 - En la autorización solicitada por DAFITI se establecerá como mínimo: (i) La identificación completa de la persona de quien se recopilan Datos Personales; (ii) la Autorización a que hace referencia el numeral 7.2 anterior; iii) la finalidad del Tratamiento de los Datos Personales, y; (iv) Los derechos de acceso, corrección, actualización o supresión de los Datos Personales suministrados por el Titular de los mismos.
“Antes muerta que sencilla“, aunque coja… La imagen seguro que la recuerdas. Regreso a casa tras una larga jornada con los zapatos en la mano y cuando te quitas los tacones ¡no reconoces tus pies! Hinchados, doloridos, con rozaduras ¡Qué horror! Y te preguntas ¿ha merecido la pena tanto sufrimiento? Pues la respuesta debe ser que sí, porque lo volverás hacer y “lo sabes”
Da lo mismo si son mini, midi o maxi: la longitud del vestido con la que combines las sandalias de tacón alto no tiene límites. No hay ninguna prenda más femenina que el vestido. Está permitido todo lo que combina con los zapatos: vestidos de verano cortos y vaporosos, vestidos largos de noche y vestidos de tubo de lo más ajustado. Solamente existe una norma: cuanto más alto el tacón y más corto el vestido, más espectacular es el look.
¿Te duelen los pies con solo mirar tus zapatos favoritos? ¿Tus pies se deslizan hacía delante cuando llevas zapatos altos de tacón o hacía fuera con zapatos planos? ¿Estás locamente enamorada de tus sandalias de verano pero son demasiado incómodas para usarlas todo el día? No te dés por vencido porque las siguientes almohadillas harán que tus zapatos sean más cómodos de llevar. 
×