Si estás dispuesta a sacrificar un poquito de altura por la oportunidad de caminar con soltura, te recomendamos la posibilidad de acortar un poco el taco. Por unos 15 dólares las zapaterías especializadas en Nueva York pueden cortar una porción de la punta. Según uno de los dueños de estas tiendas, Steve, lo máximo que sacan es “una pulgada”. Más allá de eso te haría notar la diferencia al caminar.

Chicas, os voy a dar un truco, que os va a servir mucho, PARA TACONES ALTOS, si lo que os duele, es tener de aguantar horas con los tacones altos, sonara un poco raro, pero poneros un salva slip, ( no una compresa, si no mucho mucho mas fina) i ponerla en la suela del zapato, donde hace la curva que es ahi donde duele y engancharla, asi lo que hace es que no se mueve, i al estar blandita, amortigua mas el pie, i por lo tanto no hace tanto daño, este truco me lo dijo una amiga, i aunque me quede muy extrañada lo prove i el dia de mi boda aguante perfectamente unos tacones de 14 centimetros, espero que os sirva.
¿A quién no le gusta pisar la arena o algún césped o algún suelo blando? Cuando pisamos sobre suelo blando, vamos mucho más cómodas. El problema es que las plantillas quedan visibles en los tacones o sandalias. Pero tenemos alternativa: Plantillas de silicona. En cualquier tienda encontrarás este tipo de plantillas de almohadillas.  Así evitamos que el pie vaya hacia adelante y quede fijo además de pisar algo más mullido. ¿Qué te parece este consejo para aguantar los tacones ?
Hola chicas!!! Yo soy adicta a los tacones, y lo del dolor de pies yo creo ke no se puede evitar, si estas mucho tiempo en tacones, te acabaran doliendo los pies, pero podemos aliviar la situación, venden unas punteras en las tiendas de ropa interior, ke son como de medias pero con la suela de esponja, entonces al echar el peso en la parte delantera del zapato, cae sobre la esponja y no sobre la parte dura del tacon, y otro truco, es antes de estrenarlos meterlos en una bolsa de plástico con un nudo y al congelador durante una noche, asi pierden un poco la rigidez de los zapatos nuevos pero no se estropean, BESOS
Molestias leves o severas en los pies como hinchazón, callos o durezas, problemas más serios en los huesos como juanetes o dedos en garra, esguinces o incluso dolor de espalda son algunas de los riesgos que los taconazos tienen para la salud. Por supuesto, la única forma de evitar completamente los peligros es no abusar de los stilettos, pero los expertos recomiendan cómo deberían ser unos zapatos altos para minimizar los daños. “El tacón debe tener, como máximo, cinco centímetros y ha de ser ancho y preferiblemente de cuña”, recomienda el podólogo. Una suela de goma con amortiguación suficiente para reducir la agresión del impacto también es requisito en estos tacones con aval médico.
¿Te duelen los pies con solo mirar tus zapatos favoritos? ¿Tus pies se deslizan hacía delante cuando llevas zapatos altos de tacón o hacía fuera con zapatos planos? ¿Estás locamente enamorada de tus sandalias de verano pero son demasiado incómodas para usarlas todo el día? No te dés por vencido porque las siguientes almohadillas harán que tus zapatos sean más cómodos de llevar. 
Pero llega un momento en la vida de toda mujer donde subirse a las alturas a diario no tiene ningún sentido. Tu querido estatus 'taconil' empieza a prevalecer frente a las ampollas, durezas, juanetes y el bamboleo constante, consecuencia de la falta de equilibrio en tu ser. Primero te pasas a las cuñas, después empiezas a combinarlos con calzado de cordones cerrado y, llegado el momento, hasta pruebas con las hasta ahora desterradas para ti bailarinas. 

Al día siguiente, sí, al día siguiente estaba tan envalentonada y decidí pasar el día con esos tacones. Esta iba a ser la prueba de fuego. Todavía no había llegado el frío entonces fue una experiencia de lo más placentera. Hice todos los trámites del día caminando. Siempre los hago caminando, pero ni en un millón de años se me hubiese ocurrido hacerlos subida a mis taconcitos.
×