Llevar zapatos de tacón puede llegar a ser doloroso. Todas lo sabemos, pero no queremos dejar de llevarlos. Según los expertos, la altura perfecta es de 3,5 cm, así que intenta apostar por unos botines de lo más fashion antes de hacerte con unos stilettos. Sin embargo, si tienes que optar por unos tacones, olvídate de los que miden más de 10 cm. Los zapatos que superan esta altura causan inestabilidad en el tobillo y pueden dañar tus pies. 
Sí, se puede aligerar el procedimiento por el cual se dan de sí los zapatos. Es normal que al principio aprieten un poco (especialmente si son botines), pero tenemos un pequeño truco para que no tengas que sufrir más los primeros días. Colócate unos calcetines gordos, ponte los zapatos y dales con el secador. Conseguirás ablandar el material haciendo que ceda y se amolde a tus pies.
Un verano sin sandalias de tacón alto es como un invierno sin bufandas. Cuando se elevan las temperaturas, también se elevan los tacones de las sandalias con las que las mujeres pueden llegar a alturas impresionantes con estilo. En colores llamativos, con brillantes, con estampado de cocodrilo, con tachuelas, con plataformas o cuña: la elección de modelos no tiene límites. Las sandalias de tacón alto le dan a cualquier conjunto una buena dosis de sensualidad. Pero hay ciertas prendas que se ven especialmente favorecidas por unas sandalias con taconazos.
Puedes ser una 'fashion victim' total y volverte loca comprando complementos, pero hay una realidad prácticamente indiscutible: acumular cajas de zapatos de tacón es un vicio. Y cuesta mucho dinero y espacio (en serio, ¿qué fuerza misteriosa nos obliga a guardarlos en sus cuadradas y voluminosas cajas originales?). No pasa nada. Con un poco de fuerza de voluntad y coherencia puedes superarlo y, de paso, dejar de tener los pies hechos polvo.  
¿A quién no le gusta pisar la arena o algún césped o algún suelo blando? Cuando pisamos sobre suelo blando, vamos mucho más cómodas. El problema es que las plantillas quedan visibles en los tacones o sandalias. Pero tenemos alternativa: Plantillas de silicona. En cualquier tienda encontrarás este tipo de plantillas de almohadillas.  Así evitamos que el pie vaya hacia adelante y quede fijo además de pisar algo más mullido. ¿Qué te parece este consejo para aguantar los tacones ?
Pero que nadie te engañe: TODAS tenemos el mismo problema, aguantar sin rendirnos ante el dolor que supone muchas horas subidas a este altar. Para alargar la resistencia de cada una hay trucos, accesorios… ¡y hasta operaciones para solucionar el problema! ¿Sabías que el Loub Job (un dudoso honor hacia el nombre del célebre zapatero Christian Loubutin y sus incomodos zapatos) es una popular intervención que consiste en inyectar ácido hialurónico en la planta del pie para poder resistir sus Pigalle de 12 centímetros sin plataforma, claro?
Son de largo los zapatos altos más cómodos que existen. Las cuñas reparten mucho mejor el peso del cuerpo y evitan el dolor, lo que las hace perfectas para las no iniciadas en el mundo de los tacones, ya que es más fácil conseguir un caminar elegante que con un tacón normal. Si las eliges abotinadas, sumarás un plus de seguridad a tu forma de andar.
Como alternativa extrema siempre queda la cirugía. Estamos ante el truco menos recomendable, pero lo cierto es que existe un tipo de operación en la que se inserta grasa en el talón del pie (que se extrae de otras zonas del cuerpo como el vientre) y que hace un ‘efecto almohadilla’ permanente (al menos hasta que la grasa sea absorbida por el cuerpo y sea necesaria una nueva intervención). Este tratamiento quirúrgico se realiza en una hora y solo precisa de anestesia local.
Y estoy totalmente decaurdo en que unos buenos tacones siempre hacer lucir muy chic a cualquier mujer, pero debe de saber caminar si no lo arruinaria todo, como compañeras de trabajo, que usan una plataforma de table, y no saben caminar flexionan la rodilla al momento de dar el paso y eso hacer ver que no saben caminar en tacones y es mas penoso que no ponerselos.
Este es sin duda un remedio original aunque muy efectivo. En la práctica, esta operación hace que la presión de los nervios se alivie entre los dedos de los pies, que es lo que causa el dolor en el antepié, es decir, la planta anterior del pie. Digamos que este truco hace que el dolor aparezca mucho más tarde de lo habitual y lo hace más llevadero. Pero este no es un verdadero milagro porque el dolor tarde o temprano aparecerá de todos modos, ¡al menos si no te quitas los zapatos primero!
v) Enviar a través de cualquier medio de comunicación que se encuentre creado o vaya a crearse, información publicitaria y de mercadeo propia, de sus vinculadas, filiales, subsidiarias, de terceros aliados comerciales o de los aliados de estos, la implementación de una estrategia global de marketing destinada a actos de promoción y publicidad de nuestros productos, servicios, ofertas, promociones, invitaciones, descuentos, premios, programas de fidelización, campañas, sorteos, entre otras;
7.1 - La Autorización puede constar en un documento físico, electrónico o cualquier otro que permita garantizar su posterior consulta, o a través de un mecanismo técnico o tecnológico idóneo mediante el cual se pueda concluir que el Titular otorgó su autorización para almacenar sus datos en nuestra Base de Datos. Para los efectos se entiende por autorización aquella dada mediante mecanismos tecnológicos tales como pero sin limitarse a un click de aceptación a nuestros Términos y Condiciones y la Política para el Tratamiento de Datos Personales, al momento de ingresar sus datos para el envío de correos electrónicos, o “Newsletter”; el diligenciamiento de formularios en el sitio web www.dafiti.com.co y/o mediante la suscripción por medio de aplicaciones de terceros tales como pero sin limitarse a Facebook, Instagram o LinkedIn
Son los preferidos por el 89% de las españolas para acudir a fiestas o eventos. Y aunque las tendencias coinciden cada vez más en diseños que estilizan sin elevarnos a demasiados centímetros, los zapatos de tacón alto han protagonizado las frases más célebres de diseñadores como Roger Vivier, Coco Chanel o Manolo Blahnik. Sin embargo, mientras para muchas de nosotras el estilo se multiplica sobre unos stilettos, también aumentan las posibilidades de que nuestros pies y espalda sufran, a menos que se sigan algunas recomendaciones de los expertos. Sugerencias que por cierto, ponen en práctica algunas de las mujeres más deseadas del mundo. Meghan Markle, entre ellas.
Lo que más importa cuando caminas con tacones es que tengas confianza contigo misma para poder demostrar al mundo lo hermosa que eres con y sin tacones. Puedes fingir esta confianza el tiempo que sea necesario mientras caminas con tacones con los trucos que estás encontrando en este artículo. Recuerda que la mujer más bella es la que más confía en sí misma.

Lo que más importa cuando caminas con tacones es que tengas confianza contigo misma para poder demostrar al mundo lo hermosa que eres con y sin tacones. Puedes fingir esta confianza el tiempo que sea necesario mientras caminas con tacones con los trucos que estás encontrando en este artículo. Recuerda que la mujer más bella es la que más confía en sí misma.
×