1. Prepárate y prepara los zapatos. Si ya tienes tus tacones de fiesta listos úsalos en casa por unas horas o minutos días antes de la fiesta para acostumbrarte a ellos y para poder identificar si hay algo que te molesta, por ejemplo te irrita el talón, se deslizan, tu pie se desliza en ellos etc. Si identificas algún problema especifico puedes tratar de corregirlo.
Sabemos que los tacones nos estilizan nuestra figura. Son elegantes, muy femeninos y nos quedan de cine. Sin embargo, dependiendo de la altura, pueden llegar a ser insoportables. Por eso, hoy hemos decidido traeros los mejores trucos para aguantar esos tacones que tanto se nos resisten y no morir en el intento. 1. Muchas veces nos pasa que el pie se nos va hacia delante. Para eso, existen unas pl ...

Hola! Yo soy un chico de 28 años y siempre me ha gustado usar tacones, desde los 5 años, creo! Es cierto que es más difícil caminar con tacones de aguja, pero el truco es apoyar el peso en la punta y no en el tacón, ya que aparte de gastar las tapas innecesariamente podemos caer y lastimarnos. La gracia al caminar se va adquiriendo con la práctica y es muy útil copiar ó imitar los movimientos de alguna ó varias mujeres que lo hagan bien.


La cantante y modelo australiana Iggy Azalea caminó más de un kilómetro en sus Louboutins pero, ¿te imaginas lo que sería caminar aunque sea un par de cuadras en un zapato así? Es increíble que usemos voluntariamente zapatos que a veces nos dañan tanto que la única solución que nos dejan es poner los pies en agua fría. Y aún así nos es imposible renunciar a los tacos: nos alargan las piernas, hacen que luzcan las pantorrillas y nos dan ese toque de altanería al hacerlos sonar contra una superficie dura.
Gracias al canal de Youtube de la simpática Yuya  podrás aprender a caminar en tacones. En este vídeo Yuya te da consejos estupendos sobre cómo aprender a caminar con tacones, pero lo mejor, es que al final del mismo podrás encontrar una parte más práctica para que puedas aprender a caminar en tacones en tu propia casa. De esta manera, cuando salgas a la calle con tus amigas, con tu pareja o a esa fiesta tan especial…. Estarás preparada.
Considera usar un modelo más bajo o más cómodo. Elige un tacón más estable, por ejemplo, plataformas, taco cuña o tacos anchos para darte mayor soporte y distribuir mejor el peso. Evita usar tacones en punta fina si tienes pies o dedos anchos. En su lugar, elige un zapato con punta redonda. También puedes comprar botas o tacones con hebillas a la altura de los tobillos para darte mayor soporte en dicha área.[3]
3. Usa medias que absorban la humedad: si te diriges a un lugar con altas temperaturas y planeas caminar por un largo tiempo, los expertos recomiendan evitar las medias de algodón o de lana, las cuales tienden a absorber la transpiración y permanecer húmedas. Sin embargo, tampoco uses medias muy gruesas ya que causarían fricción. Esto se debe a que los pies tienden a hincharse en climas cálidos, lo que podría ocasionar ampollas donde normalmente no te saldrían. El Dr. Patel recomienda usar "calcetines de plata" que matan las bacterias y los hongos gracias a las partículas derivadas de la plata que están en el tejido.
También conocida como “segunda piel”, “la piel de topo” no es cuero del animal (afortunadamente) sino que franela de algodón suave con forro adhesivo. Se vende en láminas y la puedes encontrar en la mayoría de las farmacias o pedirla a medida para tus pies. Se amolda a tus pies mejor que los vendajes y a diferencia de estos no se saldrá a mitad de la jornada.
Tras el uso de unos zapatos de tacón, también hay ciertos ejercicios que aliviarán las molestias y reducirán el efecto que puedan tener a medio plazo. Por ejemplo, masajear la planta del pie con una pelota para "descomprimir la fascia plantar (una banda elástica que tenemos en la planta del pie) y aliviar así la presión, o realizar estiramientos de los gemelos y de la zona lumbar". Entre estos consejos de los expertos también hay hueco para una medida tradicional: los baños con agua caliente y agua fría. “El contraste de temperaturas nos ayudará a reducir la inflamación después de llevar tacones”, afirma Montse Martínez antes de recomendar, también, olvidarnos de los zapatos altos durante unos días. “Un calzado ancho, con no más de dos o tres centímetros de tacón y una buena mortiguación en la suela" será, según ella, una mejor opción.
A veces, la sudoración del pie, combinada con la fricción causada por una “caminata, puede causar ampollas, especialmente si usas zapatos sin calcetines. Usa talco antes de usar zapatos y de este modo reducirás la probabilidad de sufrir ampollas desagradables. No cuesta demasiado y simplemente puedes aplicarlo con una sola pasada ya que el efecto puede durarte para varias “caminatas”
Lo que más importa cuando caminas con tacones es que tengas confianza contigo misma para poder demostrar al mundo lo hermosa que eres con y sin tacones. Puedes fingir esta confianza el tiempo que sea necesario mientras caminas con tacones con los trucos que estás encontrando en este artículo. Recuerda que la mujer más bella es la que más confía en sí misma.
×