No parece gran cosa pero este simple gesto te ayudará mucho. Evitarás que tus zapatos resbalen, adhiriéndote mejor al suelo y librándote de alguna que otra caída. Además, aunque no nos demos cuenta, cuando nuestros zapatos resbalan tendemos a hacer fuerza con los pies para evitar salir volando, lo que al final del día desemboca en un dolor de pies horrible. Además, en este artículo también puedes consultar cómo estirar unos zapatos.

Usted puede odiar la idea de dañar deliberadamente sus nuevos zapatos hermosos, pero si tiene un desliz y tuerce el tobillo en ellos, entonces va a doler. Antes de salir, raspar el fondo de los nuevos zapatos de ellos raspando por una acera o tomar un poco de papel de lija para las plantas. Esto ayudará a que deje de resbalar en superficies lisas o pulidas.
Siempre hay una fiesta o una ocasión especial que nos permite llevar tacones, aunque no aguantemos el dolor de pies. Estas molestias podrían ser causadas por enfermedades, deformidades o, simplemente, por usar un calzado que no es para ti. Incluso, puede ser generado por un virus, hongo o bacteria, sin la necesidad que el tipo de zapato que usemos influya.

Sí, se puede aligerar el procedimiento por el cual se dan de sí los zapatos. Es normal que al principio aprieten un poco (especialmente si son botines), pero tenemos un pequeño truco para que no tengas que sufrir más los primeros días. Colócate unos calcetines gordos, ponte los zapatos y dales con el secador. Conseguirás ablandar el material haciendo que ceda y se amolde a tus pies.
Es increíble cuanto afecta la forma del zapato a tu comodidad. Por ejemplo, las plataformas reducen la distancia entre los extremos de tu propio pie, lo que hace que tu arco no se sobre-exija. Esto es especialmente bueno cuando estás imponiéndote con al menos 3 pulgadas de altura extra. Además, las puntas redondeadas son infinitamente más cómodas y mucho mejores para tus pies porque le permite a tus dedos no estar apretados ni doblados. Sin embargo, los zapatos con punta aguda pueden ser usados. Esto, siempre y cuando se angosten sin apretar a los dedos o, en otras palabras, que la punta esté mucho más allá que donde los dedos terminan.
Las plantillas de gel resuelven muchos problemas derivados del uso de tacones. Por una parte previenen que los dedos se contraigan y de ese modo evitan las ampollas. Busca plantillas para tacones con la forma del arco del pie que alivian la presión que se ejerce en ese lugar. Si tus dedos constantemente se deslizan a la parte delantera de tu calzado puedes comprar almohadillas diseñadas especialmente para afirmar tu pie.
- Ejercicios para fortalecer: si realizas ejercicios que estiren los músculos y los fortalezcan te será más fácil aguantar los tacones. Apoya la zona delantera de tus pies en un escalón y baja los talones sin caerte, ni separarte. Otra opción es ponerse de puntillas y estirarse hacia arriba o flexionar la pierna delantera mientras estiramos la trasera, para después cambiar la colocación de las piernas.
SOY FANATIK DE LOS TACOS ALTOS ME ENCANTAN SON MI DELIRIO … MI OPINION ES QUE CAMINAR CON TACANES Y USARLOS NO ES PARA TODAS PSS EXISTIMOS LAS DIVAS QUE A PESAR E QUE NOS DUELA ESO NO IMPORTA LA BELLEZA ANTE TODO SI LES INTERESA USARLSO Y SER DIVAS DEBEN RESISTIR EL DOLOR NO IMPORTA CUANTO DUELA NO TE LOS QUITES !! .. Y YA VERAZ QUE CON EL TIEMPO YA NO DOLERA TANTO YA QUE DE TANTO USARLOS SALE UN CAYO EN LA PLANTA DEL PIE EN LA PARTE DE ADELANTE Y CUANDO ESE CAYO SALE ESO SIGNIFIK QUE YA TE GRADUASTE Y ERES EXPERTA CAMINANDO CON TACONES !!!
Realizar ejercicios específicos para fortalecer tus pies es la mejor manera de empezar a prepararlos para el uso del tacón. Para ello realiza ejercicios de estiramientos de la musculatura del pie y de la pantorrilla y ejercicios de fortalecimiento de dedos y tobillo con una frecuencia de  tres o cuatro veces al día durante dos semanas antes de la fecha de tu evento.
- Ejercicios para fortalecer: si realizas ejercicios que estiren los músculos y los fortalezcan te será más fácil aguantar los tacones. Apoya la zona delantera de tus pies en un escalón y baja los talones sin caerte, ni separarte. Otra opción es ponerse de puntillas y estirarse hacia arriba o flexionar la pierna delantera mientras estiramos la trasera, para después cambiar la colocación de las piernas.
Dato Personal:  Cualquier información vinculada o que pueda asociarse a una o varias personas naturales determinadas o determinables. Para efectos de DAFITI serán datos personales entre otros los siguientes: nombre, apellidos, edad, género, estado civil, correo electrónico, dirección de correspondencia, número de identificación, fecha de nacimiento, teléfono y profesión.

Os recomiendo que agais caso al video son pasos basicos para evitar andra torpente con los tacones, pero aun así, llevarlos todo el tiempo que podais dentro de casa y las primeras veces que os lo pongais, intentad no andar muy rapido con ellos por las calles, dejad eso para cuando tengais experiencia. Tambien os recomiendo ottra cosa, mientras esteis en casa, practicad con los tacones mas altos que tengais, y así cuando salgais a la calle con unos muxo mas pekeños os resultará mas facil.

Caminar con tacones también endurece tus tendones de Aquiles, que anclan los músculos de la pantorrilla a tus talones, haciendo que sus pantorillas se contraigan. Si has llevado tacos altos por períodos prolongados, es posible que tengas problemas para caminar naturalmente una vez que te lo dejas de usar. (Se puede trabajar para compensar esta rigidez flexionando los pies descalzos--varias veces a lo largo del día).


Otro gran consejo sobre cómo caminar en tacones altos sin el dolor - Evite los zapatos con suelas delgadas. Si usted usa zapatos con suelas muy delgadas por lo que vamos a sentir cada piedra, cada guijarro y cada bache en el suelo que pisas. A poco más gruesas suelas protegen sus pies mejor y aliviar un poco la presión que está poniendo en las plantas de los pies.
“Antes muerta que sencilla“, aunque coja… La imagen seguro que la recuerdas. Regreso a casa tras una larga jornada con los zapatos en la mano y cuando te quitas los tacones ¡no reconoces tus pies! Hinchados, doloridos, con rozaduras ¡Qué horror! Y te preguntas ¿ha merecido la pena tanto sufrimiento? Pues la respuesta debe ser que sí, porque lo volverás hacer y “lo sabes”
2-. Haz trampa. Si el dolor en la planta del pie –mejor conocida como metatarso- es insostenible, entonces amarra con una cinta el tercer y cuarto dedo del pie, contando desde el pulgar. Entre estos dos dedos existe un nervio que se activa cuando se presiona, generando un malestar profundo. Con este truco, le quitarás peso a esta parte del cuerpo, pero lo más recomendable es que si este dolor es muy fuerte, mejor optes por plataformas.
×