Hace diez días de octubre, pero como podéis imaginar no he tenido mucho tiempo para subir la foto del calendario. Este fue uno de los descartes, en la definitiva estoy haciendo el robot. La foto, como siempre, de @beigott_noemielias. Y os digo una cosa, el próximo #zcalendario seguramente sea de los más bonitos que hemos hecho. En nada se podrá reservar en la web de @zaharamania #lacreaciondeadan #girasanta
– Tacón bajo para bailes latinos o de práctica: Si no estás acostumbrada a los tacones, si estás comenzando, no te agrada llevarle muchos centímetros a tu pareja o simplemente los tacones no son lo tuyo, puedes elegir un tacón de zapato de baile bien bajo, de hasta 5 cm. Este tipo de tacón suele llamarse tipo acampanado o cubano y te ofrece un zapato o sandalia con la máxima superficie de apoyo para el baile latino.

5. Si los zapatos son muy estrechos los puedes mandar a ensanchar o este un truco raro: pon una bolsa llena de agua dentro de ellos y ponlos en el congelador. Cuando el agua se congela se expande y esto ayuda a que los zapatos se hagan un poquito más anchos. Otro truco es rellenarlos con calcetines y dejarlos así toda la noche para que se alarguen.

Un verano sin sandalias de tacón alto es como un invierno sin bufandas. Cuando se elevan las temperaturas, también se elevan los tacones de las sandalias con las que las mujeres pueden llegar a alturas impresionantes con estilo. En colores llamativos, con brillantes, con estampado de cocodrilo, con tachuelas, con plataformas o cuña: la elección de modelos no tiene límites. Las sandalias de tacón alto le dan a cualquier conjunto una buena dosis de sensualidad. Pero hay ciertas prendas que se ven especialmente favorecidas por unas sandalias con taconazos.
En el supermercado la gente me miraba raro y confieso que me reía por dentro porque cargar bolsas con tacones es algo que no se ve todos los días. Tres horas más tarde volví a casa y no me dolían los pies. Casi no daba crédito a lo que sucedía y pensé que tal vez era porque esos zapatos siempre fueron cómodos, dentro de lo cómodo que puede ser un stiletto (aclaro que elegí este modelo de zapatos porque son los más incómodos y difíciles de caminar de todos).
Unos zapatos de tacón alto pueden hacer mucho por nuestras piernas: parecen más largas y tonificadas y, como resultado, la silueta se estiliza. Vamos, que conseguimos en un momento una versión 2.0 de nosotras mismas. Pero… como en todo, no hay premio sin sacrificio: después de unas horas subidas a los tacones podemos dejar de sentir los pies (literalmente). ¿Se puede llevar tacones sin dolor? La respuesta es sí. En nuestra galería de imágenes puedes encontrar los modelos de zapatos y tacón más cómodos, pero toma nota también de estos trucos para elegir y llevar zapatos de tacón sin dolor y con estilo:
Chicas, os voy a dar un truco, que os va a servir mucho, PARA TACONES ALTOS, si lo que os duele, es tener de aguantar horas con los tacones altos, sonara un poco raro, pero poneros un salva slip, ( no una compresa, si no mucho mucho mas fina) i ponerla en la suela del zapato, donde hace la curva que es ahi donde duele y engancharla, asi lo que hace es que no se mueve, i al estar blandita, amortigua mas el pie, i por lo tanto no hace tanto daño, este truco me lo dijo una amiga, i aunque me quede muy extrañada lo prove i el dia de mi boda aguante perfectamente unos tacones de 14 centimetros, espero que os sirva.
Siempre hay una fiesta o una ocasión especial que nos permite llevar tacones, aunque no aguantemos el dolor de pies. Estas molestias podrían ser causadas por enfermedades, deformidades o, simplemente, por usar un calzado que no es para ti. Incluso, puede ser generado por un virus, hongo o bacteria, sin la necesidad que el tipo de zapato que usemos influya.
- Ejercicios para fortalecer: si realizas ejercicios que estiren los músculos y los fortalezcan te será más fácil aguantar los tacones. Apoya la zona delantera de tus pies en un escalón y baja los talones sin caerte, ni separarte. Otra opción es ponerse de puntillas y estirarse hacia arriba o flexionar la pierna delantera mientras estiramos la trasera, para después cambiar la colocación de las piernas.
Cuando te mires unos zapatos de tacón comprueba que se mantienen de pie por sí solos… Parece una tontería, pero hay taconazos que cuando los dejas solos en el suelo y les das un ligero toque en la zona del talón tiemblan y se tambalean, o incluso se caen. O sea que, aunque la dependienta te mire raro, antes de probártelos, déjalos en el suelo y dales un pequeño toque con el dedo para comprobar su estabilidad. Si no tiemblan, la horma es buena.

1. Camina dando pequeños pasos y apoyando primero el talón y luego los dedos. Parece obvio (y lo es), pero uno de los errores que contribuye a que los tacones nos resulten incómodos es que, a veces, tenemos tendencia a caminar como si lo hiciéramos con bailarinas. Si sigues la pauta adecuada, conseguirás también mantener el equilibrio y la postura correcta.
7.2 - Con este procedimiento de Autorización consentida se garantiza expresamente que el Titular de los datos personales conoce y acepta que DAFITI recolectará, almacenará, usará, depurará, analizará, circulará, transmitirá, transferirá, actualizará o suprimirá en los términos de Ley, la información para los fines que al efecto le informe de manera previa al otorgamiento de la autorización, y para la finalidad contenida en el presente documento.

No necesitas ser fan del programa Next Top Model para saber que Tyra Banks sabe cómo caminar con tacos. Algunas de las reglas que usa son: recuerda que no estás en ropa deportiva y que tu postura es esencial para agregarle fluidez a tu caminar. La forma correcta requiere que tengas la columna y la cabeza rectas, como si pendieras de una cuerda. Al caminar usa tus caderas para desplazar y elevar tus piernas hacia el centro con cada paso que das.
Este truco seguramente gustara mucho a la comunidad femenina,  especialmente aquellas que no quieren usar tacones altos por que les causa dolor en los pies.  Con el mismo se puede reducir el dolor y entumecimiento en los dedos, y evitar el caminar doloroso con un simple truco. Los tacones altos sin duda se convertirán en tu mejor amigo después de saber esto.

Ojo, porque usar tacones no solo te deja las pantorrillas como las de las Barriguitas, también acorta los tendones de Aquiles. El problema de la reinserción a la vida en plano es que, cuando vuelves a poner el pie en un ángulo de 90 grados, la tensión en los tendones aumenta bastante y, al menos al principio, duelen un poco. Más aún en las personas que sufren de fascitis plantar –una inflamación del tejido que conecta el talón con los dedos de los pies–, que pueden ver las estrellas días después de abandonar las plataformas. 
  La forma del tacón: Los que más nos gustan son los tacones de aguja, pero no son los más estables. Y si bien los tacones de aguja no pasan de moda, las nuevas tendencias existen y a veces hacen un "guiño" a nuestros pies. Los tacones gruesos y cuadrados son una de las tendencias de la temporada. Súmate a esta nueva moda y disfruta de unos tacones con los que ganarás más estabilidad y estarás mucho más cómoda.
Tienes una silueta increíble, pero “a costa de cargar de presión toda la región lumbar de la columna vertebral, así como los músculos encargados de estabilizarla”, explica en 'Women's Health' el quiropráctico neoyorquino Todd Sinett, quien advierte que algunas mujeres incluso pueden experimentar algo conocido como espondilolistesis, que ocurre cuando una vértebra se desliza hacia adelante sobre otra.

Recuerda que dar un descanso a tus pies es muy importante, así que cuando sea posible, siéntate. Sin embargo, no te quites los tacones, ya que tus pies pueden hincharse y volvérselos a poner será misión imposible (o tortura posible). Y no te preocupes, no estás sola. Las celebrities también se quitan los tacones siempre que pueden, como Tiffany Haddish y Maya Rudolph durante la gala de los premios Oscar 2018. 


Recuerda que dar un descanso a tus pies es muy importante, así que cuando sea posible, siéntate. Sin embargo, no te quites los tacones, ya que tus pies pueden hincharse y volvérselos a poner será misión imposible (o tortura posible). Y no te preocupes, no estás sola. Las celebrities también se quitan los tacones siempre que pueden, como Tiffany Haddish y Maya Rudolph durante la gala de los premios Oscar 2018. 
×