Sin embargo, aguantarlos durante todo el día o la noche no resulta nada sencillo. Por eso, son muchas las veces que las mujeres prefieren recurrir a un zapato plano, renunciando a los beneficios que ofrecen un buen par de tacones. No obstante, existen decenas de trucos que harán que quites el miedo a esos preciosos stilettos que aún no te has atrevido a lucir. Aquí te proponemos 7 remedios infalibles.
Tienes una silueta increíble, pero “a costa de cargar de presión toda la región lumbar de la columna vertebral, así como los músculos encargados de estabilizarla”, explica en 'Women's Health' el quiropráctico neoyorquino Todd Sinett, quien advierte que algunas mujeres incluso pueden experimentar algo conocido como espondilolistesis, que ocurre cuando una vértebra se desliza hacia adelante sobre otra.
No todos los zapatos de tacón son aptos para cualquier chica como tampoco el tacón más cómodo es siempre el más bajito. Hay que tener en cuenta una serie de factores personales y de estilo a la hora de comprar un par de zapatos de tacón que sean cómodos. Por eso, te ofrecemos algunos consejos para acertar con tu compra y poder lucirlos sin incómodas molestias.
Este truco seguramente gustara mucho a la comunidad femenina,  especialmente aquellas que no quieren usar tacones altos por que les causa dolor en los pies.  Con el mismo se puede reducir el dolor y entumecimiento en los dedos, y evitar el caminar doloroso con un simple truco. Los tacones altos sin duda se convertirán en tu mejor amigo después de saber esto.
Para evitar el dolor en la planta del pie causado por los tacones altos, une los dedos corazón y anular con un poco de esparadrapo. ¿Por qué? Hay un nervio que se divide en dos entre los dedos de los pies y que provoca dolor cuando se ejerce presión sobre él (como el peso del cuerpo cuando caminamos con zapatos de tacón alto, por ejemplo). Al juntar estos dos dedos se elimina la tensión del nervio, lo que permite una mayor comodidad… Y bailar toda la noche.

Los tacones delgados, tipo stiletto son el estilo que eligen los bailarines en competencias o presentaciones. También puedes elegirlos si estás acostumbrada a un tacón bien alto o si tienes ya experiencia en el baile. El tacón se centra perfectamente al tiempo que permite bailar en media punta en forma elegante. Los de vértigo, de hasta 10 cm, son habituales en bailarinas profesionales de tango. Los de 7 – 8 cm se están viendo mucho en bailarinas de salsa con experiencia o acostumbradas a usar stilettos.

Este calzado se caracteriza por mantener el talón elevado por encima de la altura de los dedos del pie y sirve para alargar las piernas de la mujer aumentando a su vez su estatura unos cuantos centímetros. El incremento de esta estatura depende del tipo y alto del tacón que traiga el stiletto. Es considerado un zapato de tacón alto el calzado que tenga un tacón de más de 8,5 centímetros, y normalmente los zapatos de tacón alto son usados en reinados de belleza en donde la candidata necesita lucir muy estilizada a la hora de entrar a pasarela.

Si no has nacido con el superpoder de caminar con tacones con la misma naturalidad que si llevaras unas zapatillas (tranquila, es casi tan difícil como el de la teletransportación), la ayuda extra de una pulsera atada al tobillo o un abotinado que te sujete el empeine será de agradecer. Lo malo de este tipo de zapatos es que acorta visualmente la pierna y no estilizan tanto como los que muestran el empeine. Si tus piernas son cortas o anchas, solo te los recomendaríamos para llevarlos con pantalones, jamás con faldas o vestidos.


Exacto, algo muy doloroso y molesto que suele producirse dentro del proceso general de envejecimiento como consecuencia de que los huesos, las articulaciones y los ligamentos de la columna vertebral se debilitan y no son capaces de mantenerte alineada. Pero ¡eh! Esto sucede a partir de los 65 años porque el cuerpo empieza a decir: "Hasta aquí hemos llegado". No a los 35 porque uses zapatos de 15 centímetros, ¡por el amor de dios!
Si siempre has apostado por zapatos planos y lucido tus sneakers con orgullo, recuerda que para iniciarse es mejor aumentar la altura de tus tacones gradualmente. Recuerda que no hay nada peor que unos zapatos de tacón demasiado pequeños, así que tómate tu tiempo a la hora de comprarte unos nuevos. Recuerda que para caminar correctamente (y sin dolor), debes elegir la altura adecuada. 
La suerte nos acompaña estas últimas temporadas en las que se llevan los tacones gruesos, ya que al tener una base mucho más ancha reparten mejor el peso y resulta más fácil caminar con ellos. Si a esto le sumamos una plataforma delantera, el resultado será una comodidad parecida a la de las zapatillas del gimnasio (esta última frase repítela como un mantra, el poder de tu mente es infinito).
"Los tacones deben ser muy altos para poner la belleza de la mujer en un pedestal", decía Vivienne Westwood. Con una declaración así, ¿cómo nos vamos a resistir? Los zapatos con tacón de aguja son el compañero más fiel de los looks de fiesta. Estilizan, nos elevan el culete como si en los últimos meses nos hubiéramos matado en el gimnasio haciendo sentadillas y nos suben la moral. Nos sentimos más atractivas con ellos a pesar de que sabemos que nuestra relación está más abocada al fracaso que la de 'Romeo y Julieta'.

Es importante que mimes a tus pies antes de someterlos a un uso prolongado de zapatos de tacón, ésto reducirá drásticamente las posibles molestias: un tratamiento exfoliante, masajes relajantes, una pedicura a fondo para evitar las durezas. Todo ello siempre hecho unos días antes, ¡nunca el día del evento! Ello sumado a una correcta hidratación conseguirá que tengas totalmente preparados a tus pies para el uso del tacón.

5.-Aprende a caminar. Dar un paseo en tenis es muy diferente que darlo en tacones. Por eso, borra lo que sabías de caminar –sí, así como lo lees-, y comienza con el mejor truco: mantén inmóvil tu cabeza hasta la cintura y sólo mueve tu cadera y piernas. A cada paso que des, primero comienza con el tacón y luego la punta; tu andar se volverá más natural y fácil.
El zapato debe sentirse cómodamente ajustado pero sin apretar ninguna zona y, sobre todo, debes sentirlo confortable en la planta del pie. Para que tus tacones cómodos sean un hecho, elige zapatos con talón algo estrecho para evitar presión de dedos al irse demasiado adelante del zapato y que haya un pulgar de ancho entre la punta del pie y la zona delantera del zapato.
5.-Aprende a caminar. Dar un paseo en tenis es muy diferente que darlo en tacones. Por eso, borra lo que sabías de caminar –sí, así como lo lees-, y comienza con el mejor truco: mantén inmóvil tu cabeza hasta la cintura y sólo mueve tu cadera y piernas. A cada paso que des, primero comienza con el tacón y luego la punta; tu andar se volverá más natural y fácil.
Hols chicas, yo también tuve ese problema después del embarazo. Pero como realmente quería usar tacones. Ya que soy algo bajita opte por unas zapatillas tipo botínes, que me aseguran hasta el tobillo. No se imaginan que bien se siente caminar con estos tipos de zapatos, brindan demasiada seguridad, hasta puedo correr. Así que busquen amigaá y van a notar el cambio. Un saludos a todos desde chiápas mexico. Suerte
Muchas veces tengo la sensación de que por el echo de ser bajita o llamémoslo talla petite estoy condenada a llevar tacones de por vida, a sufrir de vez en cuando de esos interminables dolores de pies y de lo que es peor, seguir pareciendo bajita igualmente. Si alguna vez te has sentido así, esta claro que por más que quieras la altura no la vas a cambiar, es la que tienes. Pero podemos sacarn ...
Hola chicas! Yo soy un chico de 28 años y siempre me ha gustado usar tacones, desde los 5 años, creo! Es cierto que es más difícil caminar con tacones de aguja, pero el truco es apoyar el peso en la punta y no en el tacón, ya que aparte de gastar las tapas innecesariamente podemos caer y lastimarnos. La gracia al caminar se va adquiriendo con la práctica y es muy útil copiar ó imitar los movimientos de alguna ó varias mujeres que lo hagan bien. 
×