Independientemente de que seas gorda o delgada, el hecho es que cuando te pones tacones, el centro de gravedad de tu cuerpo se desplaza hacia delante. Como explica la podóloga Krista Archer, esta inclinación antinatural se traduce en una tensión adicional en los tendones y ligamentos de las rodillas. ¿Te duelen a menudo? Has tenido suerte porque, en tu caso, no tienes que abandonar las maratones ni el deporte, simplemente usar zapatos planos. 
Gracias al canal de Youtube de la simpática Yuya  podrás aprender a caminar en tacones. En este vídeo Yuya te da consejos estupendos sobre cómo aprender a caminar con tacones, pero lo mejor, es que al final del mismo podrás encontrar una parte más práctica para que puedas aprender a caminar en tacones en tu propia casa. De esta manera, cuando salgas a la calle con tus amigas, con tu pareja o a esa fiesta tan especial…. Estarás preparada.
Que tal chicas, soy hombre que de vez en cuando acostumbra a usar tacones, creanme que es algo fenomenal, se caminar mejor en tacones que con zapatos planos, deben de escojer muy bien sus zapatos de tacon al momento de comprarlos, el pie entre más encurvado esté y mas delgado sea el tacon será de mayor dificultad, deben practicar unos días primero con unos, y despúes ir subiendo de altura, a las chicas que les duele el pie es por que su pie esta muy encorvado osea que no hay mucha plataforma de la zuela con el tacon.

Usted puede odiar la idea de dañar deliberadamente sus nuevos zapatos hermosos, pero si tiene un desliz y tuerce el tobillo en ellos, entonces va a doler. Antes de salir, raspar el fondo de los nuevos zapatos de ellos raspando por una acera o tomar un poco de papel de lija para las plantas. Esto ayudará a que deje de resbalar en superficies lisas o pulidas.

"Los tacones deben ser muy altos para poner la belleza de la mujer en un pedestal", decía Vivienne Westwood. Con una declaración así, ¿cómo nos vamos a resistir? Los zapatos con tacón de aguja son el compañero más fiel de los looks de fiesta. Estilizan, nos elevan el culete como si en los últimos meses nos hubiéramos matado en el gimnasio haciendo sentadillas y nos suben la moral. Nos sentimos más atractivas con ellos a pesar de que sabemos que nuestra relación está más abocada al fracaso que la de 'Romeo y Julieta'.
×