Ya lo decía Christian Louboutin, “los tacones son un doloroso placer”. Aunque los pies no estén genéticamente diseñados para caminar sobre zapatos altos y la mayor parte de las veces su uso produce nocivas consecuencias (dolor, hinchazón, ampollas o rozaduras), lo cierto es que miles de mujeres (incluso hombres) a lo largo y ancho del globo terráqueo luchan a diario con tacones de vértigo. Por suerte, existen una serie de consejos y trucos que ayudan a disminuir la incomodidad de subirse a las alturas:
Recuerda que dar un descanso a tus pies es muy importante, así que cuando sea posible, siéntate. Sin embargo, no te quites los tacones, ya que tus pies pueden hincharse y volvérselos a poner será misión imposible (o tortura posible). Y no te preocupes, no estás sola. Las celebrities también se quitan los tacones siempre que pueden, como Tiffany Haddish y Maya Rudolph durante la gala de los premios Oscar 2018. 
Pero llega un momento en la vida de toda mujer donde subirse a las alturas a diario no tiene ningún sentido. Tu querido estatus 'taconil' empieza a prevalecer frente a las ampollas, durezas, juanetes y el bamboleo constante, consecuencia de la falta de equilibrio en tu ser. Primero te pasas a las cuñas, después empiezas a combinarlos con calzado de cordones cerrado y, llegado el momento, hasta pruebas con las hasta ahora desterradas para ti bailarinas. 
3. Ámbito de aplicación. Este manual se aplicará al tratamiento de los datos de carácter personal que recoja, administre y maneje DAFITI de sus empleados, clientes, aliados, proveedores, empleados de sus contratistas y/o demás terceras personas con las cuales tengan cualquier tipo de relación de acuerdo a lo establecido en la Ley 1581 de 2.012 y el Decreto 1377 de 2013.
×