Son muy bonitas y quedan muy bien con todo, pero hay algunas que tienen unas tiras que nos matan cada vez que nos las ponemos. Como sabemos que harías cualquier cosa antes que dejar de utilizar tus cuñas, te mostramos una idea para que no te vuelvan a doler y no te destroces el pie. Compra unas almohadillas y pégalas en el interior de las bandas, acolcharán tus pies y ya no irán haciéndote rozadura con cada paso que des.
Hola chicas! estuve lleyendo todos los comentarios, por ahi hay uno q dice que son estupidas las que no saben caminar con tacos, solo para aclarar, mas estupida es la que cree que el taco mas alto es el que mide tu inteligencia, por ejemplo yo tengo 21 anhos soy ingeniera electronica y NO SE USAR TACOS!!!!!….es decir, un cosa no tiene nada que ver con la otra!….y siempre lo he intentado desde los 12 o 13 pero mi gran problema es que tengo pies planos!….y es de lo peor para una mujer…ya se imaginaran que me canso demasiado rapido, inclusive cuando camino con zapatillas me sigo cansando!….me duele la espalda, y obvio que los pies….he intentado los zapatos especiales y todo eso, pero nada parece solucionarlo, y otra cosa es soy pequenha (1.60m) y como que siento la necesidad de usar zapatos alto…con los zapatos que mejor me llevo son los de plataforma, pero bajas…sin embargo no creo q vayan bien con un lindo vestido formal, por ejemplo….si por ahi alguien sabe de algun truquito se lo agradeceria bastante…besos
Son los preferidos por el 89% de las españolas para acudir a fiestas o eventos. Y aunque las tendencias coinciden cada vez más en diseños que estilizan sin elevarnos a demasiados centímetros, los zapatos de tacón alto han protagonizado las frases más célebres de diseñadores como Roger Vivier, Coco Chanel o Manolo Blahnik. Sin embargo, mientras para muchas de nosotras el estilo se multiplica sobre unos stilettos, también aumentan las posibilidades de que nuestros pies y espalda sufran, a menos que se sigan algunas recomendaciones de los expertos. Sugerencias que por cierto, ponen en práctica algunas de las mujeres más deseadas del mundo. Meghan Markle, entre ellas.
Si al dolor inhumano que de por sí producen ciertos tacones, añadimos que las suelas son resbaladizas, el caos está asegurado y el suplicio (al luchar apretando el pie para no caernos) será mucho mayor. Para evitarlo, existen unas pegatinas antideslizantes que se colocan en la parte delantera de la suela. También se puede recurrir al remedio de la abuela y hacer una serie de cortes en esta zona del zapato con ayuda de unas tijeras o cuchillo.
Al día siguiente, sí, al día siguiente estaba tan envalentonada y decidí pasar el día con esos tacones. Esta iba a ser la prueba de fuego. Todavía no había llegado el frío entonces fue una experiencia de lo más placentera. Hice todos los trámites del día caminando. Siempre los hago caminando, pero ni en un millón de años se me hubiese ocurrido hacerlos subida a mis taconcitos. 
×