"Qué tipazo ¡y vaya culo!", probablemente hayas exclamado al verte en un espejo con las alzas colocadas. Nadie lo discute, con tacones el trasero parece más respingón y durito, y además sacamos pecho. Pero esto ocurre porque al elevarte desde las puntas de los pies la pelvis se ve obligada a inclinarse para que, básicamente, tu cuerpo no caiga en picado contra el suelo. 

Lo que más importa cuando caminas con tacones es que tengas confianza contigo misma para poder demostrar al mundo lo hermosa que eres con y sin tacones. Puedes fingir esta confianza el tiempo que sea necesario mientras caminas con tacones con los trucos que estás encontrando en este artículo. Recuerda que la mujer más bella es la que más confía en sí misma.
Por evidente que parezca, si en lugar de empeñarte en calzar unos salones de 13 centímetros optas por una altura inferior, el dolor decrecerá proporcionalmente a la disminución de curvatura a la que se someta el pie. Aunque Manolo Blahnik, el mejor embajador del calzado español en el mundo, confesaba que su altura favorita son los tres centímetros (es el llamado ‘Kitten heel’ o tacón de gatita que el mismo creó), con elegir la medida con la que te sientas cómoda será suficiente. Los tacones anchos también son más confortables (y aportan un toque ‘pop’).

Es muy importante que cuando estés andando con zapatos de tacón tengas en cuenta la superficie, porque incluso las modelos más experimentadas en zapatos de tacón altos pueden tener dificultades cuando caminan en superficies complicadas. Si notas que la superficie es resbaladiza es mejor que te asegures que estás pisando zonas estables… o que te quites los zapatos hasta pasar esa zona peligrosa de una caída.
Tienes una silueta increíble, pero “a costa de cargar de presión toda la región lumbar de la columna vertebral, así como los músculos encargados de estabilizarla”, explica en 'Women's Health' el quiropráctico neoyorquino Todd Sinett, quien advierte que algunas mujeres incluso pueden experimentar algo conocido como espondilolistesis, que ocurre cuando una vértebra se desliza hacia adelante sobre otra.
Usted puede odiar la idea de dañar deliberadamente sus nuevos zapatos hermosos, pero si tiene un desliz y tuerce el tobillo en ellos, entonces va a doler. Antes de salir, raspar el fondo de los nuevos zapatos de ellos raspando por una acera o tomar un poco de papel de lija para las plantas. Esto ayudará a que deje de resbalar en superficies lisas o pulidas.
Hola! Yo soy un chico de 28 años y siempre me ha gustado usar tacones, desde los 5 años, creo! Es cierto que es más difícil caminar con tacones de aguja, pero el truco es apoyar el peso en la punta y no en el tacón, ya que aparte de gastar las tapas innecesariamente podemos caer y lastimarnos. La gracia al caminar se va adquiriendo con la práctica y es muy útil copiar ó imitar los movimientos de alguna ó varias mujeres que lo hagan bien.

Son muy bonitas y quedan muy bien con todo, pero hay algunas que tienen unas tiras que nos matan cada vez que nos las ponemos. Como sabemos que harías cualquier cosa antes que dejar de utilizar tus cuñas, te mostramos una idea para que no te vuelvan a doler y no te destroces el pie. Compra unas almohadillas y pégalas en el interior de las bandas, acolcharán tus pies y ya no irán haciéndote rozadura con cada paso que des.

Sin embargo, aguantarlos durante todo el día o la noche no resulta nada sencillo. Por eso, son muchas las veces que las mujeres prefieren recurrir a un zapato plano, renunciando a los beneficios que ofrecen un buen par de tacones. No obstante, existen decenas de trucos que harán que quites el miedo a esos preciosos stilettos que aún no te has atrevido a lucir. Aquí te proponemos 7 remedios infalibles.
No todos los zapatos de tacón son aptos para cualquier chica como tampoco el tacón más cómodo es siempre el más bajito. Hay que tener en cuenta una serie de factores personales y de estilo a la hora de comprar un par de zapatos de tacón que sean cómodos. Por eso, te ofrecemos algunos consejos para acertar con tu compra y poder lucirlos sin incómodas molestias.
No hay duda que usar taco alto le da a la mujer un toque extra de sensualidad. En tu guardarropa, entre tus accesorios de moda habituales, tiene que haber al menos un representante de este tipo de zapatos. Independientemente de la contextura o habilidades físicas que tengas, todas tenemos que practicar para usarlos con soltura, naturalidad y seguridad.

Caminar con tacones también endurece tus tendones de Aquiles, que anclan los músculos de la pantorrilla a tus talones, haciendo que sus pantorillas se contraigan. Si has llevado tacos altos por períodos prolongados, es posible que tengas problemas para caminar naturalmente una vez que te lo dejas de usar. (Se puede trabajar para compensar esta rigidez flexionando los pies descalzos--varias veces a lo largo del día).
Pongámonos en situación. Ya has seguido todos los trucos y consejos anteriores y te subes al tacón con la idea de estar unas cuantas horas con ellos. En ese caso, intenta no parar. No hay nada peor que estar parada con unos zapatos altos que no se aguantan. Ve descargando el peso alternativamente sobre uno u otro pie. Y si no hay más remedio que estar parada, intenta al menos que el peso de tu cuerpo recaiga en lo posible en la zona de los tacones.
4. No uses los mismos zapatos todo el día: sabemos que llevar un par de zapatos adicional en tu bolso puede resultar un poco inconveniente por el espacio, pero, es un consejo que los podólogos hacen hincapié. "Si usa los mismos zapatos todo el día, pueden causar lesiones si no es apropiado para largos períodos de caminata o estar de pie por mucho tiempo", desveló el Dr. Sutera.
Pero llega un momento en la vida de toda mujer donde subirse a las alturas a diario no tiene ningún sentido. Tu querido estatus 'taconil' empieza a prevalecer frente a las ampollas, durezas, juanetes y el bamboleo constante, consecuencia de la falta de equilibrio en tu ser. Primero te pasas a las cuñas, después empiezas a combinarlos con calzado de cordones cerrado y, llegado el momento, hasta pruebas con las hasta ahora desterradas para ti bailarinas. 
  La forma del tacón: Los que más nos gustan son los tacones de aguja, pero no son los más estables. Y si bien los tacones de aguja no pasan de moda, las nuevas tendencias existen y a veces hacen un "guiño" a nuestros pies. Los tacones gruesos y cuadrados son una de las tendencias de la temporada. Súmate a esta nueva moda y disfruta de unos tacones con los que ganarás más estabilidad y estarás mucho más cómoda.
En el supermercado la gente me miraba raro y confieso que me reía por dentro porque cargar bolsas con tacones es algo que no se ve todos los días. Tres horas más tarde volví a casa y no me dolían los pies. Casi no daba crédito a lo que sucedía y pensé que tal vez era porque esos zapatos siempre fueron cómodos, dentro de lo cómodo que puede ser un stiletto (aclaro que elegí este modelo de zapatos porque son los más incómodos y difíciles de caminar de todos).
Todas queremos tener estas sandalias icónicas de Stuart Weitzman, pero ¿cómo vamos a caminar en ellas sin morir en el intento? Recuerda que la postura es muy importante, así que endereza tu espalda y encuadra tus hombros. Así, los músculos del abdomen se tensarán y llevarán el estómago hacia adentro. Si tienes problemas a la hora de mantener la postura, en casa intenta caminar con un libro sobre la cabeza sin que se te caiga. La espalda recta y la mirada al frente, ¿fácil, verdad?
Considera usar un modelo más bajo o más cómodo. Elige un tacón más estable, por ejemplo, plataformas, taco cuña o tacos anchos para darte mayor soporte y distribuir mejor el peso. Evita usar tacones en punta fina si tienes pies o dedos anchos. En su lugar, elige un zapato con punta redonda. También puedes comprar botas o tacones con hebillas a la altura de los tobillos para darte mayor soporte en dicha área.[3]
Sí, se puede aligerar el procedimiento por el cual se dan de sí los zapatos. Es normal que al principio aprieten un poco (especialmente si son botines), pero tenemos un pequeño truco para que no tengas que sufrir más los primeros días. Colócate unos calcetines gordos, ponte los zapatos y dales con el secador. Conseguirás ablandar el material haciendo que ceda y se amolde a tus pies.
Este truco servirá para aliviar el dolor que se produce en el metatarso cuando utilizas tacones altos. El truco es muy sencillo, pero tiene una explicación científica. Al parecer existe un nervio que se divide en dos justo entre los dos dedos que ves en la foto, y el cual causa dolor cuando se ejerce presión por causa de los tacones altos. Cuando juntas los dedos con una bendita o cinta, quitas presión sobre el nervio y así evitas el dolor al caminar.
Un problema muy común de los zapatos de tacón recién estrenados es que la suela está tan nueva y pulida que resbala. A la altura del tacón tenemos que añadir los malabares para sujetar bien el pie y evitar caernos. Aquí van dos trucos que se utilizan en los desfiles de moda: Con cuidado, ralla la suela con un cuchillo o rocíala con laca (o las dos cosas). Se acabaron los resbalones, es hora de aguantar los tacones hasta llegar a casa.

Tus pasos deben sentirse como un balanceo ligero. Teniendo en cuenta que al usar tacos tus pies no forman un ángulo de 90º con tus tobillos, cambiar tu forma de andar le ayudará a tu cuerpo a reajustar el centro de gravedad de tu cuerpo y encontrar equilibrio. No vas a sentir que caminas sobre nubes pero al menos te ayudará a soportar mejor los tacos.
Tus pasos deben sentirse como un balanceo ligero. Teniendo en cuenta que al usar tacos tus pies no forman un ángulo de 90º con tus tobillos, cambiar tu forma de andar le ayudará a tu cuerpo a reajustar el centro de gravedad de tu cuerpo y encontrar equilibrio. No vas a sentir que caminas sobre nubes pero al menos te ayudará a soportar mejor los tacos.
Hola chicas, he estado leyendo sus inquietudes y dificultades para caminar con tacones, yo como hombre y creo que asi opinamos muchos que deseamos ver elegantes a nuestras compañeras que usen los tacones, pero usarlos bien, se estiliza su figura, se ven mas femeninas ya sea con jeans o con faldas y vestidos, un truco sencillo y que me dio resultado con mi esposa, es seguir la linea imaginaria en el piso, caminar erguidas, y sobre todo, al dar el paso siempre doblar un poco y al movimiento final estirarlo, dar pasos cortos se ven más elegante, se debe practicar mucho pero se puede llegar a dominar el tacon, y una suguerencia, comiencen con tacones bajos, no quieran comenzar como las modelos con tacones super altos, ya que el peso del cuerpo debe caer primero en la punta del pie, jamas el tacon primero y por otro lado si el tacon es demasiado alto, entonces será una tortura para ustedes. ¡¡ animo su feminidad y coqueteria lo valen¡¡¡¡
Molestias leves o severas en los pies como hinchazón, callos o durezas, problemas más serios en los huesos como juanetes o dedos en garra, esguinces o incluso dolor de espalda son algunas de los riesgos que los taconazos tienen para la salud. Por supuesto, la única forma de evitar completamente los peligros es no abusar de los stilettos, pero los expertos recomiendan cómo deberían ser unos zapatos altos para minimizar los daños. “El tacón debe tener, como máximo, cinco centímetros y ha de ser ancho y preferiblemente de cuña”, recomienda el podólogo. Una suela de goma con amortiguación suficiente para reducir la agresión del impacto también es requisito en estos tacones con aval médico.

Ohmymag es una marca de Groupe Cerise, filial del grupo Prisma Média. La información recogida se somete a un tratamiento informático con fines de suscripción a nuestros servicios de prensa online, fidelización y prospección comercial. Según la ley de protección de datos francesa, “Informatique et Libertés”, modificada el 6 de enero de 1978, tiene derecho al acceso, modificación, corrección, eliminación y oposición al tratamiento de la información que le pertenezca. Para ejercer ese derecho, debe escribirnos y enviarnos un email a cil@groupeceerise.fr, o una carta a PRISMA MEDIA, Le Correspondant Informatique et Libertés, 13, rue Henri Barbusse – 92230 Gennevilliers. Al aceptar estas condiciones, da su consentimiento para que sus datos sean utilizados por colaboradores de Groupe Cerise que pueden encontrarse fuera de la Unión Europea. Normativa de protección de datos. *Información obligatoria para validar tu inscripción
Un problema muy común de los zapatos de tacón recién estrenados es que la suela está tan nueva y pulida que resbala. A la altura del tacón tenemos que añadir los malabares para sujetar bien el pie y evitar caernos. Aquí van dos trucos que se utilizan en los desfiles de moda: Con cuidado, ralla la suela con un cuchillo o rocíala con laca (o las dos cosas). Se acabaron los resbalones, es hora de aguantar los tacones hasta llegar a casa.
Si tus zapatos de tacón son de lo más alto, apuesta por las plantillas y almohadillas especiales de silicona que se colocan en una de las partes del zapato y alivian las molestias provocadas por los tacones. Recuerda que unos tacones con plataforma siempre serán más cómodos. Y durante el verano apuesta por unas cuñas o alpargatas de cuña para disfrutar de los días (y noches) sin sufrir. 
Entonces decidí ir más allá y tomé en mis manos otros stilettos, esta vez nuevos. Era noche de chicas y empezaba temprano con la apertura de una muestra de arte, después tragos y la inevitable comida donde nos contamos todo lo que pasó mientras no nos vimos. Después tardamos un rato largo en conseguir taxis, así que caminamos varias cuadras y yo feliz con mis zapatos nuevos que no dolían. Ese día no tuve más remedio que creer en la magia.
"Qué tipazo ¡y vaya culo!", probablemente hayas exclamado al verte en un espejo con las alzas colocadas. Nadie lo discute, con tacones el trasero parece más respingón y durito, y además sacamos pecho. Pero esto ocurre porque al elevarte desde las puntas de los pies la pelvis se ve obligada a inclinarse para que, básicamente, tu cuerpo no caiga en picado contra el suelo. 
Si no has nacido con el superpoder de caminar con tacones con la misma naturalidad que si llevaras unas zapatillas (tranquila, es casi tan difícil como el de la teletransportación), la ayuda extra de una pulsera atada al tobillo o un abotinado que te sujete el empeine será de agradecer. Lo malo de este tipo de zapatos es que acorta visualmente la pierna y no estilizan tanto como los que muestran el empeine. Si tus piernas son cortas o anchas, solo te los recomendaríamos para llevarlos con pantalones, jamás con faldas o vestidos.
Gracias al canal de Youtube de la simpática Yuya  podrás aprender a caminar en tacones. En este vídeo Yuya te da consejos estupendos sobre cómo aprender a caminar con tacones, pero lo mejor, es que al final del mismo podrás encontrar una parte más práctica para que puedas aprender a caminar en tacones en tu propia casa. De esta manera, cuando salgas a la calle con tus amigas, con tu pareja o a esa fiesta tan especial…. Estarás preparada.
Al día siguiente, sí, al día siguiente estaba tan envalentonada y decidí pasar el día con esos tacones. Esta iba a ser la prueba de fuego. Todavía no había llegado el frío entonces fue una experiencia de lo más placentera. Hice todos los trámites del día caminando. Siempre los hago caminando, pero ni en un millón de años se me hubiese ocurrido hacerlos subida a mis taconcitos. 
×